(AP) — El mariachi ingresó en la cancha del Estadio Azteca, mientras los jugadores festejaban con sus familias la clasificación de México a un octavo Mundial consecutivo.

Ahora, el reto para el Tri es mejorar lo hecho en las siete ediciones anteriores.

México se apoyó en anotaciones de Uriel Antuna y Raúl Jiménez en el primer tiempo para derrotar el miércoles 2-0 a El Salvador, con lo cual firmó su pasaje a Qatar.

Para que el Tri alcance la ansiada meta de jugar el quinto partido en un Mundial jugado fuera de casa, aún queda mucho camino por recorrer, reconoció el seleccionador Gerardo “Tata” Martino, quien dirigirá en su segundo Mundial.

“Tengo la tranquilidad de haber terminado una eliminatoria con el deber cumplido, era algo que esperaba de nosotros y es algo que teníamos que hacer”, dijo Martino, quien dirigió a Paraguay en el Mundial de Sudáfrica 2010.

“Ahora lo que viene es prepararnos para el objetivo, empieza mañana un momento totalmente diferente al que estuvimos viviendo en estos seis, ocho meses de la eliminatoria”, agregó el estratega.

El “Brujo” Antuna remeció las redes a los 17 minutos y Jiménez agregó un tanto de penal a los 43 para asegurar el triunfo, que bastaba y sobraba para colocar a México en el certamen mundialista que arranca en noviembre..

El equipo dirigido por Martino terminó el torneo entre ocho países con 28 puntos, sólo superado por Canadá, que culminó con la misma cantidad, pero mejor diferencia de goles.

Estados Unidos acabó con 25, la misma suma de puntos que Costa Rica, que acabó cuarto e irá al repechaje ante Oceanía.

Los mexicanos aseguraron así su octava participación consecutiva en una Copa del Mundo, de la cual no se ausentan desde Italia 1990, cuando fueron sancionados por la FIFA tras la falsificación de documentos para alinear indebidamente a jugadores en categorías inferiores.

México logró el pasaje a pesar de que nunca logró desarrollar un fútbol estético y a que tuvo muchos problemas a la ofensiva, ambas tareas pendientes para Martino, quien espera corregirlas en los siete meses que restan para el Mundial.

“Tuvimos momentos de zozobra en noviembre, después en líneas generales desde los resultados hemos estado bien, pero en lo futbolístico hemos estado de regular a bueno, de cinco a seis puntos, ahí es donde tenemos que trabajar para recuperar el nivel futbolístico y expresar la idea de mejor manera”, añadió.

Los mexicanos conocerán a sus oponentes en Qatar el viernes, cuando se realice el sorteo en Doha.

En los siete Mundiales anteriores, México se ha quedado varado en la ronda de octavos de final y los dirigentes esperan que con el “Tata” Martino, quien también fue seleccionador de Argentina, se pueda dar al menos el paso adicional.

“Mientras no recuperemos el nivel futbolístico las oportunidades (en el Mundial) no van a ser grandes”, advirtió sin embargo Martino.

El Salvador llegó eliminado al compromiso y lo aprovechó para sentar bases de cara al proceso del Mundial 2026 donde los mexicanos, estadounidenses y canadienses ya tienen su lugar asegurado por ser anfitriones.

“Lo importante del octagonal es saber dónde estamos y somos séptimo en la Concacaf, para aspirar a un Mundial necesitas muchas cosas, pero en este proceso corto no pudimos alcanzar esa meta. Después de esto analizamos lo que necesitamos para escalar”, dijo el entrenador salvadoreño Hugo Pérez.

Para encarar un partido que era clave ante El Salvador, Martino modificó su once inicial respecto a los últimos dos partidos y al frente mandó a Uriel Antuna y Alexis Vega para acompañar a Raúl Jiménez. Además, envió al banquillo al central Johan Vázquez y Gerardo Arteaga, reemplazados por Néstor Araujo y Jesús Gallardo, respectivamente.

Esos movimientos pagaron réditos casi de inmediato en una jugada de tiro de esquina en la que Araujo conectó un remate de cabeza que fue rechazado por el portero Mario González. Antuna aprovechó el rebote para concretar con tiro potente por el poste derecho.

México amplió su ventaja cuando Antuna entró al área por derecha y fue derribado dentro del área por Ronald Gómez para un penal que Jiménez convirtió con tiro suave por el centro del arco.

Los mexicanos estuvieron cerca de ampliar su ventaja a los 46 con un disparo desde fuera del área de Carlos Rodríguez que fue desviado por el portero.

Después de eso, el Tri vino a menos en su rendimiento y no fue peligroso hasta los 74 con un intento de media distancia de Luis Romo que fue rechazado por González.