EFE- La NFL anunció este lunes que Mike Evans, receptor de los Tampa Bay Buccaneers, fue suspendido un juego sin goce de sueldo por rudeza innecesaria y conducta antideportiva en la victoria de los Bucs por 20-10 sobre los Saints.

“Tiraste a tu oponente al suelo y se produjo un tumulto que involucró a jugadores de ambos equipos. Tu conducta agresiva podría haber causado lesiones graves a su oponente”, fue el mensaje que le dedicó el vicepresidente de operaciones de NFL, Jon Runyan, a Evans.

El incidente ocurrió en el inicio del último cuarto del juego de la semana dos entre Tampa Bay y New Orleans.

Después de un pase incompleto en tercera oportunidad, Mike Evans se dirigía hacia la línea de banda cuando se dio cuenta que sus compañeros Tom Brady y Leonard Fournette discutían con Marshon Lattimore y Marcus Maye, de los Saints.

Fournette y Lattimore intercambiaron empujones; el receptor corrió hacia ellos y derribó a Lattimore, quien miraba hacia otro lado; eso desencadenó una trifulca que terminó con Mike Evans y Marshon Lattimore expulsados.

“Claramente esto no refleja los altos estándares de deportividad que se esperan de un profesional en nuestra liga”, agregó en la reprimenda hacia Mike Evans, Jon Runyan.

Al final del partido Todd Bowles, entrenador de los Buccaneers, criticó la acción del cuatro veces seleccionado al Pro Bowl.

“No queremos peleas en nuestro juego porque perdemos a un buen jugador. No ayuda a nuestro equipo. No aprobamos eso, no enseñamos eso, no queremos eso en nuestro juego”, subrayó Bowles.

Aunque sólo el receptor recibió un partido de suspensión sin goce de sueldo los otros tres involucrados Tom Brady, de los Bucs, así como Marshon Lattimore y Marcus Maye, de los Saints, serán evaluados en los próximos días para determinar si merecen una multa.

No es el primer problema entre el Evans y Lattimore. En 2017 el receptor de los Bucs fue suspendido un juego también por empujar hacia el césped al entonces novato Lattimore en un duelo entre Tampa Bay y New Orleans de aquella campaña.

Mike Evans será elegible para regresar a la actividad con los Buccaneers el 26 de septiembre, por lo que se perderá el juego de la semana tres de la temporada 2022 del día 25 ante los Green Bay Packers.