La “mejor versión” del Real Madrid para eliminar a un Bayern necesitado

by May 7, 2024

EFE- El Real Madrid recibe el miércoles al Bayern de Munich en una vuelta de semifinales de Champions abierta (2-2 en la ida), que los blancos quieren superar con su “mejor versión” frente a un Bayern aferrado al torneo continental para salvar la temporada.

“Ahora toca una noche mágica en casa”, afirmó el delantero brasileño del Real Madrid, Vinicius, tras el empate cosechado en el Allianz Arena hace una semana con su doblete.

Su segundo gol de penal, casi sobre la campana (83), evitó que el equipo blanco afrontara este partido con un resultado adverso, pero el técnico Carlo Ancelotti recordó que no será fácil: “La eliminatoria está igualada, hay que sufrir noventa minutos, pero en un ambiente que todos conocen”.

El equipo blanco confía en el apoyo de su afición para volver a vivir otra noche mágica en el coliseo madridista, donde los merengues han pasado en 23 de las 24 eliminatorias europeas en que han afrontado una vuelta en casa tras un empate en la ida.

– El Bernabéu, un fortín –

Los de Ancelotti han convertido al estadio Santiago Bernabéu en un verdadero fortín esta temporada en el que no conocen la derrota en 29 partidos oficiales, cinco de ellos en Champions.

En esta temporada, todos, incluidos el City, vigente campeón europeo, y el Barcelona, se han estrellado en la nueva piel plateada del Bernabéu, incluso habiendo empezado por delante en el marcador.

En la máxima competición continental, el Real Madrid no ha vuelto a perder un partido en casa desde el 26 de marzo de 2022 cuando cayó 2-3 contra el Chelsea en la vuelta de cuartos de final.

La fortaleza defensiva mostrada por los merengues esta temporada puede ser clave el miércoles contra el poderío ofensivo del Bayern y su goleador inglés Harry Kane, que encabeza con Kylian Mbappé la tabla de artilleros de la Champions con ocho dianas cada uno.

– Subir de nivel –

El equipo bávaro “mostró su mejor versión y nosotros no. Tenemos tiempo para mejorar el miércoles”, recordaba hace una semana el entrenador italiano, que entre estas mejoras deberá buscar la forma de parar a los extremos Leroy Sane y Jamal Musiala, que fueron un auténtico dolor de cabeza para la defensa merengue en la ida.

La vuelta de Dani Carvajal, sancionado en la ida, al lateral derecho debería servir de freno a Musiala, mientras que en la otra banda, Ferland Mendy podría necesitar de la ayuda de otros compañeros como Jude Bellingham para detener a Sane.

“Empezamos a defender bien, mejor, con compromiso colectivo. Las lesiones que tuvimos a comienzos de temporada nos han ayudado a entender que la manera de superarlo no es la individualidad, sino el colectivo”, afirmó Ancelotti el sábado pasado.

El técnico merengue, con la vista puesta en el miércoles, rotó masivamente el pasado fin de semana en la victoria contra el Cádiz 3-0 con la que ganó su 36ª Liga.

Este nuevo título ha supuesto una inyección de moral para los merengues de cara al encuentro contra el Bayern, en el que el Real Madrid busca su 18ª final de Champions y para el que serán claves Vinicius y su compañero Rodrygo.

Ambos llevan cinco goles en la máxima competición continental, en la que han sabido aparecer en momentos decisivos.

– Última oportunidad –

“El Madrid jugó muy profundo con sus extremos”, recordaba la semana pasada el técnico del Bayern, Thomas Tuchel, que confía en poder salir victorioso de la capital española.

La Champions es el clavo ardiendo al que se agarra el Bayern tras haber cedido el título liguero al Bayer Leverkusen y haber sido eliminado en la Copa alemana.

El Bayern intentará no repetir los errores defensivos que permitieron los dos goles merengues.

Tuchel no podrá contar para el encuentro con el portugués Raphaël Guerreiro, con una lesión de tobillo, pero podría recuperar al central neerlandes Matthijs de Ligt, ausente en la ida por lesión.