La fórmula Cole-Stanton-Judge fue la clave

by Oct 19, 2022

MLB- Cuando los Yankees construyeron su roster de superestrellas, visualizaron lo ocurrido en los últimos dos partidos de la Serie Divisional contra los Guardianes: Los nombres de mayor cartel dando la cara y el equipo avanzando en octubre.

Eso mismo sucedió el martes en el decisivo Juego 5 de dicha serie en el Yankee Stadium, donde sendos jonrones de Giancarlo Stanton y Aaron Judge pusieron el tono para que Nueva York derrotara a Cleveland por 5-1 y pasara a la Serie de Campeonato de la Liga Americana, que disputará desde el miércoles contra los Astros en Houston.

Y claro, nada de eso hubiera sido posible si no fuera por la joya que tiró el domingo el hombre de los US$324 millones, el as Gerrit Cole en el Juego 4 en Cleveland para mantener con vida a los Bombarderos del Bronx y obligar el choque del martes.

“Fue una serie tan competitiva como se puede tener: Cinco juegos, tú a tú”, expresó el manager de los Yankees, Aaron Boone. “Fue una serie cerrada, bien luchada”.

Después de lo hecho por Cole el domingo, la fórmula del martes fue el batazo largo, del cual los Yankees dependieron durante toda la temporada regular cuando ganaron 99 partidos con una ofensiva que encabezó las Grandes Ligas con 254 vuelacercas. Y específicamente, Stanton y Judge fueron los “Bombarderos” del Bronx, conectando uno cada uno.

En la campaña regular, los Yankees tuvieron marca de 27-2 cuando ese dúo dio cuadrangulares. Ahora el récord es de 28-2 en el 2022.

Después de una heroica apertura de parte del zurdo cubano Néstor Cortés Jr., los hombres de confianza de Boone en el relevo — el nicaragüense Jonathan Loáisiga, Clay Holmes y el dominicano Wandy Peralta — se encargaron de dejar en cero a los Guardianes durante las últimas cuatro entradas.

“Nuestro bullpen hizo un excelente trabajo”, enfatizó Boone.

Específicamente, Peralta lanzó en cada uno de los cinco partidos—un récord para una serie de cinco encuentros–siendo un verdadero “caballo de trabajo” para Boone. Aparte de un tropezón en el Juego 3, cuando Cleveland dejó en el terreno a Nueva York, el zurdo quisqueyano no concedió carreras en los otros juegos, lanzando 4.1 entradas en blanco.

“Es emocionante”, dijo Peralta, quien cerró cada uno de los últimos dos partidos de la serie. “Uno trabaja la temporada entera. Es un momento emocionante. No hay palabras para describirlo”.

Ahora los Yankees se enfrentarán a los Astros en la postemporada por cuarta ocasión en los últimos ocho años. Tras derrotas en el Juego del Comodín del 2015 y las Series de Campeonato del 2017 y del 2019, Nueva York quiere por fin eliminar al poderoso conjunto de Houston.

“El reto es que vamos contra un gran equipo”, dijo Boone acerca de la SCLA. “Llegaremos con confianza”.

Los Yankees, con mucho menos descanso que los Astros — que completaron su barrida de los Marineros el sábado en la otra Serie Divisional de la Liga Americana — se irán con Jameson Taillon en el montículo el miércoles, contra Justin Verlander.

“Sé que ellos son un gran equipo y que están descansados”, dijo Boone acerca de los campeones defensores de la Liga Americana. “Anticipamos con gusto el reto”.