AS- El pasado 22 de marzo, Kylian Mbappé se negaba a participar en un acto publicitario de la selección francesa.El delantero francés, en consonancia con su abogada, estimaba que los jugadores debían tener un derecho para poder controlar las marcas a las que son asociadas los futbolistas internacionales. Sin embargo, la Federación Francesa de Fútbol no contempla, de momento, hacer una variación respecto a los sponsors que patrocinan a la actual campeona del mundo.

De acuerdo con la información de L’Équipe, el máximo organismo del fútbol francés no va a cambiar ni un solo ápice del contrato de sponsoring al que deben adherirse los jugadores que vayan convocados al Mundial de Qatar. Tras una reunión anulada en marzo, Noël Le Graet, presidente de la Federación Francesa de Fútbol, tuvo en junio un encuentro con la madre de Mbappé y su abogada, Delphine Verheyden, para dirimir respecto a los derechos de imagen, sin avanzar posturas considerables.

Los abogados de Mbappé, días después, redactaron un comunicado en el que aseguraban que debían cambiar los contratos para adaptarse al deporte: “Se aseguró que este acuerdo, redactado en 2010, debe modificarse para estar al día con la evolución del deporte y los métodos de comunicación. Se intensificarán las reuniones para llegar a una nueva versión del acuerdo antes del próximo Mundial (20 de noviembre – 18 de diciembre)”. Este informe no fue validado por la Federación Francesa de Fútbol finalmente ni va a ser validado antes del Mundial.

Este lunes, día en el que se concentra la selección francesa, Noël Le Graet tendrá una reunión con los integrantes de la última convocatoria para hablar respecto a los derechos de imagen. La Federación no contempla ningún escenario de modificación antes del Mundial, por lo que los anhelos de Mbappé deberán esperar. Según L’Équipe, el presidente de la Federación ha recordado que los beneficios de la FIFA para el Mundial (el 30 % se dota a jugadores y staff) han aumentado. Se distribuirán, en total, 440 millones de dólares por los 344 millones que se dotaron en 2018.

Uno de los alicientes en Francia de este último parón antes del Mundial es el de ver la actitud de Mbappé en las fotos con sponsors de la selección francesa. El entorno del jugador, según L’Équipe, prefirió guardar silencio al ser preguntado si estará involucrado en dichos actos. Los derechos de imagen, además, fueron un aspecto crucial en las negociaciones por su renovación con el PSG, materializada en el mes de mayo.