Kawhi y Paul van a la agencia libre

by Aug 2, 2021

Movimientos de envergadura en la NBA. Tanto los equipos como los jugadores tenían hasta hoy para ejercer o declinar sus opciones contractuales, según Shams Charania (The Atheltic), Kawhi Leonard y Chris Paul habrían rechazado las suyas. Dos player options que, respectivamente, ascendían a 36 y 44,2 millones de dólares. De esta forma, según el periodista estadounidense, ambas estrellas entrarán en el mercado como agentes libres sin restricciones. A partir de la próxima madrugada, de esta forma, estarán en disposición de negociar con cualquier equipo de la competición; desde el día 6 de agosto, así mismo, podrán rubricar sus firmas. Slavo sorpresa, será con sus actuales equipos: Los Angeles Clippers y Phoenix Suns. Así lo asegura Adrian Wojnarowski (ESPN). En el caso del alero, según Bobby Marks (ESPN), el nuevo acuerdo podría tomar dos rumbos. Por un lado, aceptar 176,2 millones por cuatro años o, por el otro, una fórmula de 1+1 para ser agente libre en 2022 y, entonces, firmar 235 millones por 5 años. En el del base, se habla de tres temporadas por 90 millones.

En todo caso, sea para recalar de nuevo en sus actuales franquicias (como se espera) o no, Leonard y Paul representan las dos estrellas más valiosas de la agencia libre. Siempre un pequeño terremoto o, como mínimo, cierta incertidumbre en la mejor liga del mundo. En el caso de Kawhi, la situación se da en unas condiciones muy especiales. Desgraciadamente, el alero tuvo que operarse del ligamento cruzado a mediados de julio. Sin fecha de regreso, hay serias dudas de que pueda participar en la próxima temporada. La recuperación podría extenderse desde los 6 meses hasta el año completo, tal y como se deduce de intervenciones anteriores. En el caso de Paul, el escenario se ubica tras la derrota en las Finales de la NBA, en la mejor oportunidad que, hasta el momento, ha tenido de conseguir el anillo. Por ello mismo, tras consumarse la caída, los rumores se empezaron a disparar. Muchas voces, incluso, apuntaban a Los Angeles Lakers. La organización angelina, sin embargo, finalmente, en un movimiento de gran trascendencia, se han hecho con los servicios de Russell Westbrook.

En el cómputo global, han sido muchas las franquicias que han asomado, pero no parece que se vaya a producir ningún cambio. Kawhi Leonard, en diciembre, ya dejó entrever que, en su mente, la hoja de ruta estaba clara: “Obviamente, si estoy sano, la mejor decisión es rechazar la opción de jugador, pero eso no significa que me vaya o me quede”, declaraba. Finalmente, ni la lesión ha variado sus planes. La semana pasada, así mismo, el equipo angelino, a través de su presidente de operaciones, Lawrence Frank, manifestaba sus intenciones“Esperamos tener una relación a largo plazo con él. En este momento, nuestro enfoque, como el de Kawhi, está en su salud. Se sometió a una cirugía mayor. Se rompió el ligamento cruzado anterior. Eso requerirá mucho tiempo y queremos apoyarlo en eso”, señaló, en declaraciones que recoge la ESPN.

En términos individuales, tanto el propio Kawhi como Chris Paul llegan de culminar una campaña sobresaliente. El alero, que tuvo que abandonar las pistas en el cuarto partido de las semifinales de la Conferencia Oeste, frente a Utah Jazz, ha promediado 24,8 puntos, 6,5 rebotes y 5,2 asistencias en temporada regular. En playoffs, sus cifras se dispararon (30,4+7,7+4,4), dejando noches memorables como las de la eliminatoria frente a Dallas Mavericks. Junto a Paul George, dejó una sensación muy distinta a la del año pasado, con la incógnita de qué hubiera ocurrido sin el desafortunado percance físico. Paul, por su parte, ha registrado un 16,4+4,5+8,9, siendo vital en el trepidante ascenso de Phoenix Suns. En la fase final, en la que tuvo que hacer frente a sus problemas de hombro, compaginó noches para la memoria con un aciago final frente a Milwaukee Bucks. En su caso, volver a firmar con la franquicia de Arizona, le abre las puertas a poder ingresar más dinero que en cualquier otro sitio, más allá de las cifras que se manejan en la prensa estadounidense, debido a su condición de veterano. Salvo sorpresa, e independientemente de las cifras, es lo que hará.