El pívot serbio Nikola Jokic, que el lunes recibió el premio de Jugador de la Semana en la Conferencia Oeste, la comenzó de manera brillante con su duodécimo triple-doble que permitió a los Nuggets de Denver ganar a domicilio por 99-110 a los Magic de Orlando.

Jokic aportó 28 puntos, 15 rebotes -11 defensivos-, dio 10 asistencias, recuperó dos balones, perdió tres, y puso un tapón en los 36 minutos que disputó.

Los Nuggets ganaron su sexto partido consecutivo como visitantes para empatar un récord de franquicia establecido dos veces anteriormente, más recientemente en el 2018.

Denver también ganó su noveno partido consecutivo contra los Magic y por décimo sexta ocasión en 18 encuentros que datan de la temporada del 2003-04.

Mientras que Jokic confirmó su gran momento de forma en todas las facetas del juego para ser el líder indiscutible de un equipo que sigue con carencias en la labor de conjunto. Jokic consiguió su décima asistencia cuando quedaban poco más de cuatro minutos del final del partido y se colocó en el segundo lugar de la NBA con 12 triples-dobles, solo detrás del Russell Westbrook, de los Washington Wizards (14). Además es el jugador con más triples-dobles en una temporada por encima del 60% de acierto en tiros de campo (10).