Raúl Jiménez no recibió el permiso de los Wolves de la Premier League para viajar y jugar con la selección mexicana y ante esta negativa, la Federación Mexicana de Fútbol informó que el técnico Gerardo ‘Tata’ Martino decidió convocar a Santiago Giménez en su lugar.

La FMF comenzó los procesos necesarios ante la FIFA que le notificó al club de Wolverhampton que, en caso de no liberar al jugador, no podrá disputar ningún partido durante la Fecha FIFA y los siguientes cinco días, además de que podría recibir otras sanciones.

El organismo está esperando la respuesta del club y se unió a la postura del presidente de la FIFA Gianni Infantino.

“La cesión de jugadores para los próximos periodos internacionales es un asunto de suma urgencia e importancia… Me gustaría que todas las federaciones miembro, todas las ligas y todos los clubes mostraran solidaridad e hicieran lo que es tanto correcto como justo para el fútbol mundial”, declaró el mandamás.

Finalmente, la FMF recalcó su compromiso para aplicar estrictamente los protocolos de sanidad para salvaguardar la salud de los integrantes de la selección mexicana.