Kyrie Irving no estará en el quinto partido de la semifinal de la Conferencia Este contra Milwaukee Bucks (madrugada del martes a las 02:30 horas). Así lo ha asegurado Steve Nash, entrenador de unos Brooklyn Nets que han visto como su ventaja inicial se ha esfumado en los dos partidos lejos de la Gran Manzana: del 2-0 perfecto al nervioso 2-2.

El base de los Nets cayó en el cuarto encuentro y tuvo que salir del Fiserv Forum de Milwaukee en muletas y sin poder apoyar el pie derecho, donde sufrió el esguince tras una mala caída. Los pruebas radiológicas a las que fue sometido no dieron ningún daño estructural grave.

El problema no es solo su ausencia para el siguiente partido, de nuevo en Brooklyn, sino la duda de si estará o no disponible en lo que resta de la eliminatoria. “No tengo ni idea”, comentó el entrenador canadiense al ser preguntado sobre esa cuestión.

Harden también lesionado

La caída de Irving es otra piedra más en el camino para los poderosos Nets, que ya vieron como a los 43 segundos del primer partido ante Milwaukee, James Harden se retiraba por una lesión en el tendón de la corva, que le ha hecho ver el resto de las semifinales desde el banquillo. Tampoco estará en el quinto y se desconoce cuándo regresará.

Del Big Three solo queda sano Kevin Durant… y el alero pasó todo un calvario en el último enfrentamiento, hostigado principalmente por la defensa asfixiante de PJ Tucker. Harden, Irving y Durant solo han podido jugar 14 partidos juntos en esta temporada.