Nicky López se robó su 20ma base de la temporada en la sexta entrada del juego del martes, ubicándose en posición de anotar para el venezolano Salvador Pérez.

Claro, López sabía que no necesitaba estar en esa posición para anotar.

“A veces cuando alcanzo una base, me dicen: ‘Oye, quédate aquí. Viene Salvador’”, confesó López. “… la primera base es una posición de anotar para él”.

López estaba en lo cierto. Pérez empalmó su 43er jonrón de la temporada para sellar una remontada en el triunfo de Kansas City por 10-7 sobre los Atléticos.

“Sencillamente lo esperas. Sabes que este muchacho vive para estos momentos”, dijo el manager de los Reales, Mike Matheny. “Puede encontrar los espacios. Es un año especial”.

Los 43 cuadrangulares de Pérez son la tercera mayor cantidad en Grandes Ligas y el careta lidera las Grandes Ligas con 109 impulsadas. El venezolano de 31 años está teniendo el año de su carrera, definido en parte gracias a las situaciones de apremio.

Pérez tiene 15 jonrones que han puesto a su equipo arriba. Lo ha hecho una y otra vez; el martes no fue la excepción.