Rafa Nadal y Roger Federer colaborando como pareja para ganar un partido de dobles, Nick Kyrgios mostrando su versión más afable y competitiva… Son algunas de las icónicas imágenes que ha dejado hasta la fecha la Laver Cup, la cita tenística donde todo es posible. Aunque la cuarta edición de este ‘fin de semana de las estrellas’ (24 al 26 de septiembre), que acoge el mítico TD Garden donde juegan sus partidos de la NBA los Boston Celtics, será más estrellada que nunca.

Björn Borg y John McEnroe repetirán como capitanes del Equipo Europa y el Equipo Mundial, respectivamente, en una competición que este año está marcada por la ausencia del Big Three al completo. Nadal y Federer renunciaron al último tercio del calendario para curar sus lesiones (pie en el caso del balear y rodilla en el del suizo) de cara a la próxima temporada, mientras que Djokovic continúa recuperándose del golpe anímico que supuso la derrota en la final del US Open ante Daniil Medvedev, lo que provocó que su calendario hasta final de temporada sea incierto.

La herida de tan significativas bajas tratarán de cerrarla otras estrellas como Medvedev (2º), Stefanos Tsitsipas (3º), Alexander Zverev (4º), Andrey Rublev (5º), Matteo Berrettini (7º) y Casper Ruud (10º), integrantes de un Equipo Europa que cuenta con todos sus jugadores en el top-10 del ranking ATP. El Equipo Mundial estará liderado por los canadienses Felix Auger-Aliassime (11º y reciente semifinalista en el US Open) y Denis Shapovalov (12º), arropados a su vez por un bloque competitivo formado por Diego Schwartzman (15º), Reilly Opelka (19º), John Isner (22º) y el showman de Kyrgios (95º).

“Se siente genial. Nunca había estado en esta ciudad, así que he buscado ver un poquito de todo. Obviamente, concentrándome más en el juego. Excitado por el evento y excitado por la ciudad”, dijo Berrettini a su llegada a Boston, uno de los debutantes de este año junto a Medvedev, Rublev, Ruud, Medvedev y un emocionado Auger-Aliassime: “Primera vez en Boston y también mi primera vez jugando la Laver Cup. Súper emocionado de estar con todo el equipo. Esperemos dar un buen espectáculo”. Le vendrá bien ese entusiasmo a un Equipo Mundial que en las tres pasadas ediciones mordió el polvo ante las raquetas del viejo continente.