El escolta estelar James Harden aportó un triple-doble para los Nets de Brooklyn en el primer partido contra su exequipo, los Rockets de Houston, a los que ganaron como visitantes por paliza de 114-132.

Los Nets, que han ganado 10 de sus últimos 11 encuentros, establecieron un récord de franquicia con su séptima victoria consecutiva como visitantes, mientras que los Rockets siguen cuesta abajo y sumaron su décima tercera derrota consecutiva.

Harden consiguió 20 puntos, 14 asistencias y 10 rebotes como director del ataque de los Nets (24-13), que siguen segundos en la División Atlántico y en la Conferencia Este.

Es el octavo triple-doble para Harden esta temporada y su segundo consecutivo después de anotar 30 puntos, 14 rebotes y 15 asistencias tras una prórroga el pasado lunes en San Antonio ante los Spurs.

Harden tuvo una recepción mixta por parte de la multitud. Muchos de los 3.615 aficionados lo abuchearon cuando lo presentaron antes del partido y más abucheos llegaron las primeras veces que tocó el balón.