Las bajas de Kyrie Irving y Kevin Durant no importaron anoche; para esto se fichó a James Harden. El escolta volvió a liderar a los Nets en una noche brillante y encaminó el gran triunfo de Brooklyn ante los Indiana Pacers, por 124 a 115, con un nuevo triple-doble.

El estado de forma actual de Harden es sensacional. La Barba no ha bajado el ritmo ni siquiera tras el breve descanso del All Star y anoche volvió a demostrar que es uno de los mejores jugadores de la liga

Frente a los Pacers se fue hasta los 40 puntos, que acompañó de 10 capturas y 15 asistencias para brillar con luz propia en Indianapolis. Su diferencia, un +25 en sus 42 minutos en cancha, son fiel reflejo del impacto absoluto que tuvo en el encuentro.

Anoche fue la segunda unidad la que estuvo a la altura y bailó al ritmo de Harden. Jeff Green, Tyler Johnson y Nic Claxton dieron un paso adelante para asegurar el triunfo y permitir a Brooklyn empatar con los Sixers en lo más alto de la tabla.

De poco sirvieron las sólidas actuaciones de Domantas Sabonis o Malcom Brogdon en el conjunto local. El lituano logró un nuevo triple-doble, anotando 18 puntos y sumando 11 rebotes y 11 asistencias, pero no logró impedir la gran remontada de los Nets.https://platform.twitter.com/embed/Tweet.html?dnt=false&embedId=twitter-widget-1&frame=false&hideCard=false&hideThread=false&id=1372359866724024320&lang=es&origin=https%3A%2F%2Fwww.mundodeportivo.com%2Fbaloncesto%2Fnba%2F20210318%2F492763001233%2Fjames-harden-recital-brooklyn-nets-indiana-pacers-kd-irving-sabonis-brogdon.html&siteScreenName=mundodeportivo&theme=light&widgetsVersion=e1ffbdb%3A1614796141937&width=550px

Algo parecido sucedió con Brogdon, que terminó como máximo anotador de los suyos y un diferencial parejo, pero vio impotente como los de Steve Nash acababan imponiéndose en un partido trepidante.

El marcador sufrió numerosas alternancias a lo largo de la noche. Los Pacers se escaparon nada más empezar con un parcial inicial de 40-25 que parecía anticipar lo que venía después. Sin embargo, los Nets no bajaron los brazos y lograron reducir la diferencia a tan solo 3 puntos al paso por vestuarios.

Así, tras un tercer cuarto absolutamente parejo, Brooklyn enchufó la máquina de triturar en el último periodo y se puso el mono de trabajo. Con Harden inspirado y Harris como ejecutor, cuajaron un parcial final de 35-24 que les valió el triunfo.

Indiana sigue hundiéndose en la tabla, sumando un balance de 17-22 tras la derrota de anoche. Al contrario, los Nets aprovechan el desliz de Philly para empatar con los de Doc Rivers en lo más alto del Este.