Los Brooklyn Nets, líderes de la División Atlántico y de la Conferencia Este, anunciaron este martes que perderán por lesión durante unos diez días al escolta estelar James Harden, quien sigue padeciendo por una distensión en el tendón de la corva derecha, pero esperan la vuelta del alero Kevin Durant.

La ausencia de Durant equivale ya a veintitrés partidos y los médicos confían en que pueda reaparecer este miércoles en el partido frente a los Pelicans de Nueva Orleans.

Harden jugó solo cuatro minutos antes de ser descartado en la victoria del lunes por 114-112 sobre Nueva York Knicks. Se había perdido los dos partidos anteriores por la misma lesión. Harden, uno de los favoritos al premio de Jugador Más Valioso (MVP) de la liga, en lo que va de competición tiene promedios de 25,2 puntos; 8,0 rebotes y 10,9 asistencias con los Nets.

Durant sufría una idéntica lesión a la de Harden, una distensión en el tendón de la corva derecha sufrida el 13 de febrero. Durant ha jugado solo siete partidos junto al base Kyrie Irving y Harden. Desde entonces, los Nets han agregado a los hombres altos, el veterano pívot LaMarcus Aldridge y al ala-pívot Blake Griffin.