Además de las muchas historias que ha dejado el All Star de Atlanta, el MVP de Antetokounmpo, la victoria de Sabonis, la exhibición tiradora de Curry… una de las noticias de los últimos días tiene que ver con la confirmación oficial del fichaje de Blake Griffin por los Nets. Y una de las estrellas del equipo de Brooklyn, presente en el partido de este pasado domingo, quiso darle la bienvenida.

James Harden bendice la llegada de Griffin a los Nets e incluso ofrece las razones por las que el ala-pívot ha elegido Brooklyn: “Estoy seguro que desea ganar. Si ha renunciado a dinero, que hubiera ganado de haberse quedado en Detroit, es porque quiere ganar por encima de todo. Es una de las razones por las que viene aquí, por ganar, y no por dinero”.

Y es que Griffin renuncia a más de 13 millones de dólares para quedar liberado de los Pistons y poder elegir su nuevo destino, que ha terminado por ser unos Nets donde se reencontrará con DeAndre Jordan con el que coincidió en los Clippers durante siete temporadas y media.

Con la llegada de Griffin, los Nets completan una transformación brutal en las últimas cuatro temporadas. De hecho el cinco titular del equipo en marzo de 2017 estaba formado por Jeremy Lin, Randy Foye, Caris LeVert, Rondae Hollis-Jefferson y Quincy Acy. Cuatro años más tarde, Steve Nash puede formar de salida con James Harden, Kyrie Irving, Kevin Durant, Blake Griffin y DeAndre Jordan. La diferencia es que los Nets, en ese periodo, han pasado de ser un equipo comparsa a los principales favoritos para ganar el anillo de la NBA.