Ya hay un acuerdo básico sobre los términos renovación entre Mercedes y Lewis Hamilton, pero aún hay diferencias en cuanto al sueldo anual. Esa es la última información que habría deslizado un portavoz de la escudería de Brackley a ‘AutosportWeb’, medio que además avanza que ambas partes esperan poder comunicar la ‘fumata blanca’ a lo largo de la próxima semana.

Según esta información, tras algo más de un mes de negociaciones, se habría llegado a de un principio de acuerdo en cuanto a los términos básicos, como es la duración de dos años, con opción a un tercero, o el derecho a tener opinión en cuanto a su compañero de escuadra. Faltarían algunos flecos aún para fijar el salario definitivo y las bonificaciones por victorias, podios y el Campeonato del mundo, según apunta esta información.

Podrían ser esas “bolas curvas”, de las que hablaba el CEO de Mercedes, Toto Wolff, la semana pasada, quien ya aclaraba que el contrato no sería “por tres años”, como parece que era una de las exigencia iniciales del heptacampeón.