Hamilton pasa por su peor momento

by Jul 9, 2021

Lewis Hamilton y Mercedes están muy tocados. Más que nunca en los últimos años. Eso es lo que dicen las sensaciones que dejaron los últimos Grandes Premios, con la mejora de Red Bull en velocidad punta desde hace tres carreras, en Paul Ricard. Parecía que lo ocurrido en Mónaco y Bakú, donde los de Milton Keynes fueron muy superiores, podía tratarse solo de algo normal por las peores prestaciones del coche de la estrella en circuitos urbanos. Todo indicaba que, como se había visto al inicio de temporada, Mercedes y Hamilton alternarían su superioridad con Red Bull en muchas carreras en trazados más clásicos, pero nadie contaba con el enorme paso adelante de los de las bebidas energéticas. Hamilton y su jefe, Toto Wolff, sospecharon de forma clara y reiterada que Red Bull había mejorado el motor, dejando entrever una posible ‘trampa’ ante el actual reglamento. Pero Red Bull dijo que solo habían mejorado la fiabilidad de su motor, algo que le permitiría exprimir más sus caballos, también gracias a su nuevo combustible. Y además, ante las insinuaciones, señalaba con el dedo a su ala trasera, más pequeña y minimalista, como la gran ‘culpable’ de su mayor velocidad. Hamilton pedía entonces insistentemente mejoras, y aunque en un principio Toto Wolff negaba que estuviera planeado seguir introduciendo actualizaciones, James Allison dijo que para las próximas carreras llegarían mejoras en su Unidad de Potencia y en la aerodinámica del coche. Mercedes, pese a estar, como todos los equipos, centrado en la creación del coche de 2022 por la entrada de la nueva normativa, deberá presentar pues unas actualizaciones que puedan permitir a Hamilton pelear con el Red Bull de Verstappen.