Según L’Équipe, el PSG ya ha comenzado a sondear el mercado para compensar la salida de uno de los pilares del proyecto y que podría ayudar al club a equilibrar las cuentas del presente ejercicio. En junio, Leonardo presentó a la DNCG, organismo de control financiero de los clubes franceses, una partida de ingresos y gastos cuyo objetivo era alcanzar los 180 millones de € en ventas. Un objetivo que se haría realidad con la salida de Mbappé.

Uno de los jugadores que más ha sonado en Francia para suplir al talento de Bondy es HaalandLas buenas relaciones entre Raiola y el PSG acelerarían la operación y el noruego podría salir por un precio que rondaría los 100 millones de €. También están sobre la mesa los nombres de Kane y Lewandowski, siendo el polaco un jugador que ya ha confirmado que quiere salir del Bayern en busca de nuevos retos.

Entre las opciones que baraja la directiva del PSG también se encuentran Pogba y Camavinga. El mediocentro del Manchester United lleva sonando para el conjunto parisino durante todo el verano y no renovará el contrato que le expira en 2022. Respecto al todavía jugador del Rennes, las cosas parecen más claras. El domingo, contra el Nantes, disputó el que fue su último partido en casa con el conjunto bretón y tiene como sueño jugar en París.