En el Signal Iduna Park de Dortmund no ganan para sustos. Cuando parece que se termina el que implicaba a Jadon Sancho y al Manchester United, la otra gran operación a tratar en el conjunto borusser vuelve a tomar superficie: el traspaso de Erling Haaland. El delantero noruego, anhelo de Real Madrid, Manchester City, el propio United y Chelsea, ya habría elegido donde le gustaría jugar la próxima temporada y el ganador sería el vigente campeón de Europa.

Así lo afirma el periodista Ian McGarry en el podcast ‘The Transfer Window’, el cual comparte con Duncan Castles, de The Times. Algo de lo que se hacen eco en el Daily Mail, donde añaden que a principios del mes de junio comenzaron las negociaciones entre ambas partes, a pesar de los 200 millones de euros que figura como precio de salida del cyborg noruego. Eso sí, aunque Haaland espere ser traspasado al Chelsea este verano, siempre según la información citada, los Blues aún deben lidiar con una piedra en el zapato mayor que la cantidad a desembolsar por el potencial fichaje, el agente del jugador.

Mino Raiola pretende incluir una cláusula de rescisión en el contrato de Haaland para que pueda salir y asegurar que su siguiente movimiento, después de irse del Dortmund, sea fluido y haya concreción en lo que a pagos y estructura respecta”, dijo McGarry. “Y, por supuesto en el caso de Mino, la comisión. El Chelsea no está por la labor de tener una cláusula de este tipo en cualquiera de sus jugadores. Es algo común en España, en LaLiga, y también en la Serie A. A veces también en la Bundesliga”, añadió.