Gary Sánchez no esperó para impresionar el jueves, tras una decepcionante temporada del 2020. El receptor de los Yankees sacudió el primer cuadrangular del equipo en la nueva campaña, un cañonazo de dos carreras frente al abridor zurdo de los Azulejos, Hyun Jin Ryu, en la segunda entrada.

Sánchez burló la cerca del jardín izquierdo con un tablazo de 407 pies, que salió de su bate a una velocidad de 107.2 millas por hora, de acuerdo con Statcast. El venezolano Gleyber Torres estaba a bordo tras conectar el primer imparable de los Yankees en el año, un sencillo suave hacia la pradera izquierda.

Los Yankees han expresado confianza en Sánchez, quien batalló tanto en la caja de bateo como detrás del plato el año pasado. El dominicano de 28 años tuvo el promedio de bateo más bajo en las Mayores (mínimo 150 visitas al plato) en el 2020, con números finales de .147/.253/.365 junto a 10 jonrones y 24 carreras empujadas en 49 juegos.

Sánchez no inició detrás del plato en cinco de los siete encuentros de postemporada de los Yankees, cediendo la posición al reserva Kyle Higashioka, aunque el piloto Aaron Boone ha reiterado que Sánchez habría regresado a la titularidad si el club hubiese eliminado a los Rays en la Serie Divisional de la Liga Americana.

El jueves representó la primera vez que Sánchez aparece detrás del plato para una salida del derecho Gerrit Cole en un partido oficial desde que dicha batería fue desmantelada el pasado 31 de agosto. Las últimas cuatro aperturas de Cole en la temporada regular del 2020, y tres más en los playoffs, fueron con Higashioka detrás del plato.