SAN DIEGO – ¿Cuándo fue la última vez que vimos a un jugador que mezcla poder y velocidad en las bases a tal grado como lo hace el dominicano Fernando Tatis Jr.?

En sus primeros 43 juegos de esta campaña, Tatis ha disparado 17 cuadrangulares y se ha estafado 13 bases. De no haber caído en la lista de lesionados en dos trechos diferentes, Tatis habría llevado paso para registrar la primera temporada de 50-50 (50 jonrones y 50 bases robadas) en la historia de las Mayores.

A pesar de ello, el oriundo de San Pedro de Macorís podría estar en camino a hacer historia.

Con su base robada en la sexta entrada de la derrota de los Padres por 4-0 frente a los Mets la noche del sábado, Tatis quedó empatado con Trea Turner por el liderato de estafas en la Liga Nacional. El Niño también encabeza el Viejo Circuito en cuadrangulares, empatado con el venezolano Ronald Acuña Jr.

Por lo tanto, ¿qué tan raro es eso?

Lo que significa

¿Cuándo fue la última vez que un jugador en cualquier liga terminó de líder en jonrones y bases robadas? Bueno, ha pasado mucho tiempo. Chuck Klein de los Filis de Filadelfia disparó 38 bambinazos y se estafó 20 bases para encabezar la Liga Nacional hace casi 90 años, en 1932.

Sólo ha pasado otras dos veces en la era moderna, y las otras dos sucedieron hace más de 100 años — Ty Cobb en 1909 y Jimmy Sheckard en 1903. No hace falta decir que el béisbol se encontraba en un lugar bien diferente en aquellos tiempos, pre-integración y pre-expansión.

El jugador más reciente que estuvo cerca de lograr la hazaña fue Matt Kemp en el 2011, cuando lideró la Liga Nacional en cuadrangulares y quedó empatado en el segundo lugar en bases robadas. Desde entonces, ningún jugador ha terminado dentro de los primeros tres lugares en ambos departamentos. (Y Kemp finalizó a 21 robos del líder, Michael Bourn).

Por supuesto, esos números cuentan para una sola liga. El único jugador en liderar las Mayores tanto en jonrones como estafas fue Cobb en 1909. Previo a la jornada del lunes, Tatis se encontraba a un bambinazo de su compatriota Vladimir Guerrero Jr. (18) y a cuatro robos de base de Whit Merrifield (17).