Roger Federer ha vuelto a sembrar dudas sobre cómo marcha su recuperación en la lesión de rodilla de la que se ha tratado tras su derrota ante Hubert Hurkacz en Wimbledon el pasado mes de julio.

Federer, que estuvo presente en la Laver Cup celebrada en Boston pese a no poder competir por la lesión, atendió a los medios para hablar sobre su lesión y los pasos que realizará para que su regreso al tenis no tenga contratiempos. “No estaba ni cerca de lo que quería estar para volver al más alto nivel. Lo intenté todo pero al final fue demasiado. Ahora iré paso a paso. Primero intentaré volver a caminar bien con esta pierna, luego a correr adecuadamente y entonces me probaré con los pasos laterales y el trabajo de agilidad y, por último, volveré a las pistas de tenis”.

Sin embargo Federer asegura que todo este proceso le llevará bastante tiempo antes de volver a competir, por lo que han aparecido numerosas dudas y preocupaciones sobre la recuperación del suizo, que ha reiterado que no arriesgará en su regreso a las pistas, al contrario de lo que ha hecho este año. “Pero esto me llevará unos cuantos meses y veremos cómo están las cosas en algún momento del año que viene. Necesito tomarme mi tiempo. No quiero arriesgar ahora. También es por mi vida. Quiero asegurarme de que puedo hacer todo lo que quiera después del tenis. No tomaremos riesgos, así que ahora estoy en un buen lugar. Creo que lo peor se ha quedado atrás”.