Federer, junto con Viktorija Golubic y Belinda Bencic, representarán al tenis suizo en los Juegos, que se celebran en la capital japonesa del 23 de julio al 8 de agosto.

La delegación suiza ya había designado a 103 atletas clasificados en diferentes deportes y hoy anunció los últimos seleccionados en tenis, hípica y natación, deportes todos ellos en los que se ve con aspiraciones a medalla.

Los suizos llevan a los Juegos de Tokio once atletas más que en Río 2016, donde consiguieron siete medallas, tres de ellas de oro, una marca que al menos esperan igualar en esta nueva edición.

“Nos habría gustado fijarnos un objetivo más ambicioso, pero en vista de los 15 últimos meses de dificultades que todos hemos tenido, y que nos han mostrado las prioridades reales, es más justo buscar al menos igualar las medallas de 2016“, señaló el jefe del equipo, Ralph Stöckli, durante la presentación.

Con 39 años y 103 títulos en su vitrina, 20 de ellos del Grand Slam, Federer intentará volver a subir a un podio olímpico, algo que ya consiguió en Pekín 2008, cuando consiguió el oro junto a Stan Wawrinka, y en Londres 2012, año en el que ganó la plata tras perder la final individual contra Andy Murray.