Si lo que funciona no se toca, filosofía que suele imperar en el mundo del fútbol, pocos cambios introducirá Luis Enrique en el once inicial de la selección para jugar esta tarde ante Suiza. El partido que España ganó ante Croacia tuvo de todo, pero la lectura final fue positiva y hubo muchos jugadores que se subieron al carro ganador de la selección y que hicieron méritos para tener más minutos. 

El primer cambio que introducirá Luis Enrique en el equipo tiene que ver más con el aspecto puramente físico que con el rendimiento deportivo: Gayà completó un buen partido ante los croatas, pero se tuvo que retirar en el minuto 77 con molestias. Fue sustituido por Jordi Alba, que apunta a titular ante Suiza en San Petersburgo. La charla que mantuvo Luis Enrique con el lateral del Valencia en el entrenamiento del miércoles invita a pensar que el seleccionador lo dejará en el banquillo para que sus molestias físicas no lo condicionen durante el partido, a pesar de la evidente mejoría de Gayà en las últimas horas.

En defensa, Luis Enrique podría plantearse la opción de introducir a Pau Torres, que jugaría en lugar de Eric Garcia. Ese relevo ya se produjo durante el Croacia-España, en el ecuador de la segunda parte. Esa decisión obligaría a jugar desde el arranque del partido con dos centrales zurdos –Laporte y Pau Torres-, circunstancia que obligaría a Luis Enrique a valorar los pros y los contras del cambio: tan cierto es que Eric sufrió ante Croacia como que Pau vivió ya desde el campo el arreón final de los croatas que puso en peligro la eliminatoria.

El centro del campo, con Busquets, Koke y Pedri, se mantendrá intacto. Busquets está recuperando su mejor nivel en una Eurocopa que para él empezó torcida por su positivo en covid; Pedri está demostrando su extraordinario nivel como ‘jugón’ en la medular y Koke, por su parte, está cumpliendo como interior, con capacidad de llegada al área rival pese a no haber marcado aún. Thiago y Rodri partirán como suplentes pero con posibilidades de entrar al campo en cualquier momento.

En ataque, Sarabia y Morata parecen fijos. Y por las mismas razones: discutidos ambos en el inicio del torneo, se han ganado a pulso la titularidad. El delantero centro acalló las críticas con su gol en la prórroga ante Croacia, mientras que Sarabia es el jugador más energético de la línea ofensiva de España. Ferran Torres será el tercero en discordia, pero en ese puesto se abre un interesante abanico de opciones: Olmo tuvo unos excelentes minutos ante Croacia, Oyarzábal también fue protagonista con su gol y Gerard Moreno puede adaptarse a jugar más escorado a la banda.