La Laver Cup ya tiene a los representantes europeos que intentarán hacerse con esta edición y prolongar así la hegemonía del viejo continente. Daniil Medvedev, Stefanos Tsitsipas, Alexander Zverev, Andrey Rublev, Matteo Berrettini y Casper Ruud serán los tenistas que desafiarán a sus compañeros de profesión del resto del mundo.

Las grandes ausencias serán la del mayor impulsor de la propia competición, Roger Federer, por su operación de rodilla y la del número seis del ranking ATP, Dominic Thiem, por sus problemas de su muñeca derecha. “Estoy realmente decepcionado de perderme la Copa Laver de este año. Sin embargo, el equipo de Europa tiene una alineación increíble y les deseo todo lo mejor en su cuarta victoria en la Laver Cup”, dice el tenista suizo.

El capitán del equipo europeo, Björn Borg, confía en su equipo en la que considera “la semana más importante del año”. El extenista sueco, vencedor de 96 torneos a lo largo de su carrera, conoce la dificultad que tiene mantener la racha hegemónica ganadora así como la presión de defender el título.

El equipo del resto del mundo, capitaneado por John McEnroe, tiene ya a tres elegidos para llevarse el torneo: el argentino Diego Schwartzman y los canadienses Denis Shapovalov y Felix Auger-Aliassime. Los tres jugadores restantes se darán a conocer esta semana.