Foto by La Jornada

(AP) — Guadalajara se unió al coro de equipos que le han arrancado ventajas a los Pumas, al vencerlos 3-1 el sábado, y así mantener un paso ascendente con su tercera victoria consecutiva en el torneo Apertura de México.

Diogo de Oliveira rompió el cero luego de recibir un pase filtrado por el centro del argentino Juan Dinenno. El brasileño resolvió con un potente disparo desde fuera del área, que fue a las redes antes de cumplirse tres minutos.

La reacción de los locales no tardó mucho. Fue contundente con tres dianas antes del descanso, con la que pusieron mucha distancia de por medio.

Jesús Orozco emparejó con un remate de cabeza en plancha a un centro de tiro libre de Alexis Vega, que desnudó las fallas universitarias en la marcación a los 15 minutos.

Vega consumó la remontada a los 38, con un tiro libre que dio en la barrera y cambió la trayectoria del esférico para batir al arquero Gil Alcalá, quien mostró su frustración con esta acción.

Dos minutos después el Guadalajara abrió más la diferencia. Ángel Zaldívar remató con la cabeza sobre la línea de gol, a un centro desde sector derecho, cuando una vez más quedó evidenciada la zaga de los felinos.

Chivas ha ganado sus más recientes tres duelos de la liga y lleva cuatro sin perder para estar en la zona de clasificación, en el séptimo sitio con 15 unidades.

Pumas sigue en un tobogán después. Hilvanó su octavo encuentro sin triunfo. Fue el cuarto en el torneo en el que no es capaz de conservar la ventaja para ser penúltimo con apenas nueve unidades.

El estelar Dani Alves corrió con suerte de que desde la sala del videoarbitraje (VAR) se revocara una tarjeta roja que el árbitro Diego Montaño le mostró en la recta final por una barrida que quedó en una amarilla.

El astro brasileño jugó su séptimo partido completo en la liga mexicana y no ha celebrado una victoria con su nuevo equipo, que ha perdido cuatro de esos duelos y empatado tres.

La única victoria de los universitarios en este curso fue en la tercera jornada ante Necaxa (1-0). Poco después anunciaron la contratación de Álves, quien siguió desde las gradas el siguiente duelo ante Pachuca, saldado con un empate.

A partir de ahí ha jugado todos los minutos sin correr con la fortuna de terminar con una victoria. Participó en los cuatro duelos en los que les han remontado ventajas de uno y dos tantos.