Mi grupo de amigos ha cambiado. Las personas siguen siendo las mismas, pero las actitudes distan mucho de ser lo que en su día fue. Todo empezó con la llegada de las relaciones serias, el fin de las noches interminables y el callejeo. Jose y Cristian estaban muy apegados a sus parejas, pero la relación terminó. Diana dejó a Jose porque le salió trabajo en otra ciudad y, según sus propias palabras, se dio cuenta de que no lo quería tanto. Cristian terminó con Luis porque este le puso los cuernos.

Los dos han tomado caminos muy diferentes. Jose ha decidido que no va a perder el tiempo, se ha instalado una app de ligar, Tindr creo que se llama, y cada fin de semana me cuenta una aventura nueva, aunque pronto terminará, parece que está volviendo a enamorarse. Cristian, sin embargo, está anclado en el pasado, no puede parar de pensar en Luis e incluso han echado ya el polvo del ex. El tormento que sufre por la nostalgia y el recuerdo le ha alejado de los nuevos rotos e incluso se ha estancado en sus últimos años de doctorado.

Muchos os preguntaréis por qué os cuento esto en un diario deportivo, alguno incluso pensará que he confundido 90min con un foro. No. Si os detalló las aventuras y desventuras de mis dos amigos es porque su situación es muy similar a la del Real Madrid. Los blancos tienen que reforzar su delantera y, hasta ahora, han surgido dos opciones: Kylian Mbappé y Cristiano Ronaldo. La directiva merengue debe decidir si ser Jose o Cristian.

Kylian Mbappé | Kai Pfaffenbach - Pool/Getty Images
Kylian Mbappé | Kai Pfaffenbach – Pool/Getty Images

La actitud Jose piensa en el futuro y la progresión. No quiere escuchar el nombre de las ex y necesita aventuras, savia nueva y volver a enamorarse de una persona totalmente ajena. Si el Real Madrid ficha a Kylian Mbappé, tendrá una actitud Jose. Nuevos y esperanzadores retos se asomarán en el horizonte.

Sin embargo, si los blancos deciden optar por el viejo conocido y volver a fichar a Cristiano Ronaldo, su actitud será mucho más Cristian. Esta actitud no lleva a ningún sitio, pues en la vida hay que saber seguir hacia adelante y, si algo advierte la experiencia, es que segundas partes nunca fueron buenas.

Cristiano Ronaldo | Jonathan Moscrop/Getty Images
Cristiano Ronaldo | Jonathan Moscrop/Getty Images

La respuesta parece obvia. No hay que anclarse en el pasado. Jose ha elegido mucho mejor, ha arriesgado y hoy se aventura hacia un nuevo camino. Un camino hacia la victoria y los títulos que en el Real Madrid allanará Kylian Mbappé.