El promedio de bateo en Las grandes Ligas es 236 más bajo de mayo desde 1968

by Jun 1, 2021

NUEVA YORK – El promedio de bateo de las Grandes Ligas aumentó levemente en mayo, aunque se mantuvo en su nivel más bajo en 53 años.

Los bateadores batearon .239 en mayo, frente a .232 en abril y el promedio más bajo de mayo desde .237 en 1972, dijo el martes el Elias Sports Bureau.

El promedio de .236 para la temporada hasta el 31 de mayo es el más bajo desde .229 en 1968, la última temporada antes de que el montículo del lanzador se redujera de 15 pulgadas a 10 pulgadas.

El porcentaje en base de .315 de mayo aumentó desde .309 en abril, pero el más bajo para mayo desde .314 en 2015. El .312 hasta el 31 de mayo es el más bajo desde .309 en 1972.

En una era de dominio de los jonrones, el porcentaje de slugging no disminuyó tanto. El porcentaje de .397 en mayo fue el más bajo desde .395 en 2014 y el porcentaje de .393 para la temporada hasta el 31 de mayo fue el más bajo desde .392 en 2014.

Los strikeouts superaron los golpes en 838 en mayo después de superarlos en 1,091 en abril, dijo Elias. Los ponches nunca habían superado los hits durante un mes calendario completo antes de mayo de 2018.

Los ponches han promediado 8,99 por equipo por partido, en camino de establecer un récord por decimotercera temporada completa consecutiva, frente a los 8,81 de hace dos años y casi el doble de los 4,77 de 1979. Los ponches ya están 1.929 por delante de los hits, solo tres años después de superar los hits. por primera vez en una temporada completa.

Los golpes han promediado 7.78 por equipo por juego, el segundo más bajo detrás de 7.75 en 1908 durante la era de pelota muerta.

Seattle está bateando .205, en camino de romper el mínimo histórico de .211 establecido por los Medias Blancas de Chicago de 1910.

Ha habido seis juegos sin hits, de Joe Musgrove de San Diego (9 de abril), Carlos Rodón de los Medias Blancas de Chicago (9 de abril), John Means de Baltimore (5 de mayo), Wade Miley de Cincinnati (7 de mayo), Spencer Turnbull de Detroit ( 18 de mayo) y Corey Kluber de los Yankees de Nueva York (19 de mayo). Además, Madison Bumgarner de Arizona tuvo un juego de siete entradas sin hits en una doble cartelera el 25 de abril que no es reconocido como un juego sin hits por las Grandes Ligas.

Un juego sin hits más igualaría 1990, 1991, 2012 y 2015 como máximo desde 1900, uno menos que el récord de ocho en 1884: la primera temporada se permitió el lanzamiento por encima de la cabeza.

Los jonrones han promediado 1,13 por equipo por partido, por debajo de los 1,28 del año pasado y el más bajo desde el 1,01 de 2015.