El peor negocio de Cristiano

by Jun 28, 2021

Cristiano Ronaldo tiene problemas para deshacerse de su apartamento de lujo en la Torre Trump de la Quinta Avenida neoyorquina. La mala fama del propietario del edificio ha acabado por perjudicar una operación que lleva estancada desde 2019 cuando salió al mercado por 9 millones de dólares (7,5 millones de euros).

La dificultad inicial para encontrar comprador se ha unido a la crisis provocada por la inesperada pandemia del coronavirus lo que le ha obligado a rebajar aún más el precio. La ganga está ahora en 7,75 millones de dólares (6,2 millones de euros). Esto supone una pérdida de 10,75 millones de dólares (9 millones de euros) sobre el precio de compra inicial, según figura en el portal de la inmobiliaria Compass encargada de la venta, que no quiso comentar los detalles de la oferta.

El ex madridista de 36 años depositó en la primavera de 2015 la entrada del apartamento en el número 721 de la icónica avenida de Manhattan. En ese momento, el mercado inmobiliario neoyorquino estaba en su punto más álgido y pagó 18,5 millones de dólares (15,5 millones de euros) por la vivienda de 762 metros cuadrados, nueve habitaciones, tres baños y unas espectaculares vistas sobre Central Park y los rascacielos de Midtown.

La compra se completó en agosto de ese mismo año, dos meses después de que Donald Trump bajara la escalera eléctrica del vestíbulo del edificio para anunciar su candidatura a la Casa Blanca. La recargada decoración del apartamento, obra del diseñador Juan Pablo Molyneux, conocido por su estilo “maximalista” repleto de maderas nobles, mármoles y cortinas de seda, ya despertó la curiosidad y las burlas de los usuarios en internet.

Pero la incapacidad de la estrella del fútbol para vender la vivienda tiene menos que ver con su diseño de interiores y más con lo radiactiva que se ha vuelto la marca Trump desde su tumultuosa presidencia. En abril de 2017, cerca de 14.000 seguidores del jugador firmaron una petición a través de la plataforma Care2 Petitions para pedirle que se mudara del inmueble.

La realidad es que los siete edificios de lujo de Nueva York que todavía llevan el nombre de Trump, y tres que solían tenerlo, han perdido más del 20% de su valor desde su llegada a la presidencia en 2016, según un análisis de la firma de datos inmobiliarios UrbanDigs. La caída general por metro cuadrado en la ciudad fue del 9% durante el mismo periodo.

En un mundo en el que la imagen vale más que las propiedades millonarias que Ronaldo acapara por todo el mundo, la estrella se ha topado con un ingrediente inesperado en un momento en el que el mercado inmobiliario de Nueva York comienza a animarse. El pasado mes de abril marcó el octavo mes consecutivo de crecimiento de las ventas en comparación interanual, según el último informe de la Asociación Nacional de Corredores de Bienes y Raíces (NAR, por sus siglas en inglés). Aunque las viviendas disponibles en el mercado neoyorquino también aumentaron, de 5.312 propiedades disponibles en abril de 2020 se ha pasado a 14.596 unidades este año, una subida del 174,8%. Catorce de ellas están a la venta en la Torre Trump.