El  fracaso de los ‘gigantes’ de Concacaf en la Copa América

by Jul 2, 2024

A dos años de ser anfitriones del Mundial, Estados Unidos y México se estrellaron en la primera fase de la Copa América y dejaron al torneo de Conmebol sin las dos selecciones más populares para el aficionado local.

El fiasco arreció los llamados a destituir a los seleccionadores Gregg Berhalter y Jaime Lozano pero la primera reacción de ambas federaciones, con la cuenta atrás de 2026 ya en marcha, fue de prudencia.

Clasificados para el Mundial como organizadores, al igual que Canadá, al ‘Team USA’ y al Tri ya no les quedan más competencias para foguearse fuera de la región.

Su regreso a la Copa América, tras ocho años ausentes, era la gran oportunidad de México para evaluar a su nueva generación y de Estados Unidos, con un equipo más rodado, para demostrarle a su público que puede competir con los potentes rivales sudamericanos.

El resultado del ensayo fue un doble suspenso. México fue la primera en hacer las maletas con un tercer lugar del Grupo B, luciendo un único triunfo frente a Jamaica y sin anotarle un gol a Venezuela ni Ecuador.

El lunes, Estados Unidos tomó la puerta de salida con una derrota 1-0 ante Uruguay que la condenaba al tercer puesto de la llave C, por detrás de la Celeste y de Panamá.

“Estamos muy decepcionandos con los resultados. Éramos capaces de más y en este torneo no lo demostramos”, reconoció Gregg Berhalter ante la prensa.

– “No tendremos esta oportunidad más” –

Estados Unidos vivió así un amargo inicio del ciclo futbolístico más importante de su historia.

En 2025 albergará el Mundial de Clubes y en 2026 la gran mayoría de partidos del Mundial. Las nominaciones constatan la voluntad de sus autoridades y de la FIFA por popularizar el ‘soccer’ en el mayor mercado deportivo mundial.

Pero este plan, reforzado con el aterrizaje de Lionel Messi en la MLS, necesita de un desempeño ilusionante de su equipo nacional, con la llamada “generación dorada” que lidera Christian Pulisic y tiene jugadores en las principales ligas europeas.

Como guía, la federación (US Soccer) ha mantenido su confianza en Berhalter pese al escandálo que protagonizó tras el Mundial de Catar de 2022, cuando se supo que agredió físicamente a su esposa tres décadas atrás.

La investigación de US Soccer concluyó que Berhalter no estaba deslegitimado para recuperar el cargo y, tras una larga búsqueda de seleccionador que denominó “rigurosa y global”, acabó reinstaurándolo en medio de una sorpresa generalizada.

Uno de los candidatos descartados fue Jesse Marsch, extécnico del Leeds United, que en mayo asumió la dirección de Canadá y la clasificó a los cuartos de la Copa América como segunda del Grupo A por delante de Chile y Perú.

“No creo que hayamos progresado desde el último Mundial. No vamos por el buen camino”, alertó el domingo el exdelantero mundialista Clint Dempsey, parte de un coro de voces que demandaron la destitución de Berhalter. “Esta es nuestra generación dorada y parece que la estamos malgastando. Se acerca 2026 y no tendremos esta oportunidad nunca más”.

– Revisión exhaustiva –

Culminada la eliminación, US Soccer difundió un comunicado para recalcar que la actuación en el torneo “no estuvo a la altura de nuestras expectativas”.

“Tenemos que hacerlo mejor. Llevaremos a cabo una revisión exhaustiva de nuestra actuación en la Copa América y de la mejor manera de mejorar el equipo y los resultados de cara al Mundial de 2026”, afirmó el organismo sin entrar en más detalles.

Del otro lado de la frontera, la federación mexicana expresó un mayor apoyo a su joven seleccionador Jaime Lozano, blanco de otra tormenta de críticas.

“No estamos contemplando un cambio de cuerpo técnico”, aclaró el lunes el presidente del organismo, Ivar Sisniega.

“Podemos hablar de una decepción, no sé si de un fracaso, porque esperábamos más del rendimiento del equipo”, reconoció. “Pero así es el deporte, a veces por pequeños márgenes no se da el resultado”.

La llegada de Lozano un año atrás dio inicio a un proceso de renovación del plantel que en Catar-2022 sufrió su primera eliminación en una fase de grupos mundialista desde Argentina-1978.

“Este es un grupo joven”, recordó Sisniega. “Estamos a dos años del Mundial. Algunos jugadores serán la base de ese equipo y a otros necesitábamos verlos”.

Más allá de lo deportivo, la Copa América también puede recibir un impacto en sus cuentas y en el ambiente en los estadios por la salida del anfitrión Estados Unidos y de México, que juega prácticamente como local en el vecino del norte.