Después de tres meses de espera los aficionados de los Brooklyn Nets están de enhorabuena. Kevin Durant, James Harden y Kyrie Irving han vuelto a tiempo para jugar juntos en unos playoffs en los que parten como uno de los favoritos a hacerse con el anillo. El Big Three del equipo neoyorquino disputó su octavo partido junto y no tuvo problemas para deshacerse de los Chicago Bulls por 105-91.

Kyrie Irving fue el líder de unos Nets que presenta un balance de seis victorias y dos derrotas cuando sus tres estrellas han coincidido en cancha. El base se fue hasta los 22 puntos y fue suficiente para dar la victoria al equipo de Steve Nash, que no contó con la mejor versión de Kevin Durant (falló 13 de sus 17 tiros de campo) ni de James Harden, que se quedó en cinco puntos y siete asistencias.

Sin embargo, los Nets demostraron ser más que tres jugadores y contaron con el buen partido de Jeff Green (cinco triples) y de Bruce Brown (16 puntos y 12 rebotes) para conseguir un triunfo que asegura la segunda plaza de la Conferencia Este.

Patrick Williams fue el mejor jugador de los Bulls, ya eliminados de la carrera por los playoffs, con 24 puntos, la mejor marca de su temporada de novato, mientras que Thadeus Young sumó 19 tantos y 13 rebotes para los Illinois