Más problemas para Ronald Koeman. A las bajas ya seguras de Pedri y Araújo, que no llegan para el Clásico de este domingo, se ha unido ahora la seria duda de Jordi Alba, que podría tener muy complicado su concurso este domingo ante el Real Madrid por culpa de una lesión en el pie derecho. Y es que, según informó ‘Sport’, el jugador se sometió esta mañana a unas pruebas para evaluar el alcance de su dolor, constatando que sufre un esguince en el empeine, por lo que a día de hoy su presencia para el Clásico parece muy complicada.

«No sé lo que tengo, pero algo hay…», de esta forma tan concluyente se expresó Alba nada más acabar el partido a las cámaras de Movistar Plus. Finalmente, esa incógnita se ha despejado, confirmando la lesión del internacional español.

De hecho, según ha podido saber AS, desde el club se está valorando la infiltración en el pie derecho como única solución para que Alba pueda jugar este domingo. La valoración final se hará el mismo sábado. Si se decide infiltrarlo, se hará a media tarde de ese día, ya que los efectos de una infiltración con cortisona duran unas 24 horas.

Lo que está claro es que la presencia de Alba se considera vital en la banda izquierda y más aún en un partido de alto calado como el del domingo, por lo que la opción de la infiltración está ganando enteros, tanto en los servicios médicos como en los técnicos y el propio jugador.

A día de hoy, sólo hay un jugador que recupera Koeman para jugar ante el Real Madrid respecto al partido ante el Dinamo: el central Eric Garcia, que cumplió su partido de sanción el miércoles.