El italiano Giacomo Nizzolo (Qhubeka) iluminó el maillot de las estrellas que le acredita como campeón de Europa en ruta con una espectacular victoria al esprint en la decimotercera etapa disputada entre Rávena y Verona con un recorrido de 198 kilómetros, la víspera de la etapa del Zoncolan que mantuvo al colombiano Egan Bernal (Ineos) con la maglia rosa.

En su octava participación, Nzzolo (Milán, 32 años), logró un sueño que se le resistía. Por fin levantó los brazos en el Giro, después de 11 y frustrantes segundos puestos. Con una remontada impresionante se enamoró de Verona para siempre. Llegó la emoción tras imponerse con un tiempo de 4h.42.19, por delante de su compatriota Edoardo Affini (Jumbo Visma) y del eslovaco Peter Sagan (Bora Hansgrohe).

Una página escrita a falta de poner el nombre del vencedor que no alteró la general para nada. Bernal y los aspirantes al podio pasaron algo parecido a una jornada de transición, aunque ese termino saca de quicio a los ciclistas. No hubo nervios esta vez. El colombiano llegará al Zoncolan con una ventaja de 45 segundos sobre el ruso Aleksander Vlasov (Astana) y 1.12 minutos respecto al italiano Damiano Caruso (Bahrain Victorious).

ESCAPADA DE LOS FUGITIVOS OFICIALES

No hay obligación contractual para entrar en las fugas, pero en algunos corredores así lo parece. En una jornada sin dificultad alguna en la víspera del Zoncolan, el premio apuntaba a los velocistas, mientras que los hombres de la general debían ahorrar fuerzas y evitar percances.

El guante del desafío lo agarraron los italianos Samuele Rivi (EOLO-Kometa) y Umberto Marengo (Bardiani) y el suizo Pellaud (Androni), siempre inquietos en cuento ven bajarse la bandera de salida en Rávena, ciudad considerada como la cuna del Voleibol en Italia, y lugar de enterramiento de Dante Alighieri, autor de La divina comedia.

Los tres fugitivos empezaron a escribir la comedia con permiso del pelotón, aunque sabían de sobra que se trataba de un viaje a ninguna parte, y que la crónica de la muerte de la rebelión estaba anunciada. Pero los equipos invitados se quieren ganar la invitación para otros años, y en ese sentido los tres cumplieron de sobra.