El pasado 12 de mayo Julian Edelman sacudió los cimientos del Gillette Stadium al anunciar su retiro de la NFL. Poco después Rob Gronkowski y Tom Brady indicaron que el retorno del receptor a la liga era cuestión de tiempo, algo que no comparte el producto de Kent State.

En entrevista para el podcast de Michael Irvin, Edelman reiteró que no se reincorporará a la NFL. “Soy un jugador de un solo equipo”, acotó.

Agregó que no tiene intención de jugar con los Buccaneers, como desean Gronkowski y Brady, y señaló que la lesión en sus rodillas que lo llevó al retiro ha mermado considerablemente su salud; agregó que desea que su legado sea exclusivo de su paso por el Gillette Stadium.

“Mis rodillas se desmoronan. Conseguí todo lo que quería. Tengo tres anillos, jugué una dinastía mágica, en una franquicia increíble, coach y el mejor quarterback del tiempo. No soy alguien codicioso. Jugué para ganar. Jugué para competir. No tengo nada más que probar. Estoy feliz con lo que hice, dejé todo en el campo”, desarrolló.

¿Sueña con Canton?

Por otra parte, Edelman indicó que no pretende iniciar una campaña que lo haga aspirante al Salón de la Fama en cinco años, cuando sea candidato por primera vez.  “No estoy haciendo esto para hacerme candidato. No jugué para estar en el Salón. Es un honor que incluso lo mencionen“, explicó.