EFE- La más importante competición continental de clubes inicia su andadura con Estambul como meta, condicionada en su recorrido por el Mundial de Qatar 2022, con el Real Madrid, vigente campeón, como rival a batir, plagada de enfrentamientos de renombre desde el principio y con las principales estrellas del fútbol mundial en la escena, a excepción de Cristiano Ronaldo.

El trono que posee el conjunto blanco, el más laureado de la Liga de Campeones y el vacío que deja en el evento el astro portugués marcan la puesta en marcha de este desafío que apila sus fechas por la disputa, en el meollo del curso, del Campeonato del Mundo de selecciones.

La forma en la que el Real Madrid atravesó cada tramo hasta llegar al trofeo permanecerá en la historia de la Champions. El decimocuarto éxito madridista realzó el encanto y la preponderancia de un torneo en el que todo puede pasar. Donde cualquiera puede aspirar al título independientemente de la inversión que cada temporada inflama el potencial de los clubes.

Los equipos se han reforzado notablemente. Entre ceja y ceja la conquista de la Copa más valorada en el Viejo Continente, la que da sentido al trabajo a lo largo del ejercicio y el que abrillanta el currículo de los futbolistas.

Sin embargo, la presente edición de la Liga de Campeones echará de menos a Cristiano. El astro luso ha hecho todo lo posible por prolongar su aventura en una cita europea de la que ha formado parte durante casi dos décadas. No le dio al Manchester United en la Premier para estar incluido en el cartel del evento y se quedó fuera. También Ronaldo, ganador cinco veces del trofeo, el que más partidos ha disputado y el máximo goleador en la historia.

Nadie ha marcado más goles que el atacante portugués que acumula 140 tantos en los 183 partidos que ha disputado. Sus perseguidores, aún distantes de sus cifras, disputarán la presente edición. El argentino del París Saint Germain, Leo Messi, es su gran amenaza. Tiene quince menos, 125. Y después, el gran refuerzo del Barcelona, el polaco Robert Lewandowski y el capitán del Real Madrid, Karim Benzema, que acumulan 86.

Sin Cristiano, mudado con su equipo a la Liga Europa, echa a andar la Champions esta semana con la primera jornada de la fase de grupos que tiene fijada su conclusión en noviembre, para cuando está prevista la configuración de las eliminatorias de octavos que comenzarán en el 2023, después de la cita de Qatar.

De entrada, el campeón visita Glasgow para medirse al Celtic, el Manchester City de Erling Haaland acude a Sevilla, al Sánchez Pizjuán y el Juventus a París, para hacer frente al PSG de Leo Messi, Kylian Mbappe y Neymar.

Además, el Liverpool, otro de los aspirantes en los últimos años, arranca en Nápoles y el Bayern Múnich protagoniza un duelo de enjundia en Milán, frente el Inter. El nuevo Barcelona, reforzado, apunta con grandes expectativas después del fiasco del pasado curso. Recibe al Viktoria Plzen checlo el mismo día que el Atlético Madrid espera al Oporto.

Cuatro años después, el Celtic, que llegó a ser campeón en 1966-67 y finalista tres años después, regresa a la principal competición de clubes como primer adversario del campeón, el Real Madrid. El choque será en Glasgow donde el cuadro verdiblanco ganó en la única ocasión en la que se enfrentaron, en 1979-80 (2-0) aunque después fue eliminado por el representante español que remontó en la vuelta.

Ambos forman parte del Grupo F junto al Lepizig, uno de los componentes de la masiva presencia germana, con cinco clubes en la fase de grupos, que recibe al Shakhtar Donetsk de Ucrania.

Y es que el título de la Liga Europa conseguido por el Eintracht Fráncfort invade de conjuntos alemanes el torneo. Eintracht Fráncfort, Bayern Múnich, Leipzig, Borussia Dortmund y Bayer Leverkusen hacen del fútbl germano el más representado. Cuatro miembros de su federación tiene España (Real Madrid, Barcelona, Atlético Madrid y Sevilla), Inglaterra (Manchester City, Liverpool, Chelsea, Tottenham) e Italia (Milán, Juventus, Inter, Nápoles).

Tres presenta Portugal (Oporto, Sporting y Benfica) y dos Francia (París Saint Germain, Marsella) y Escocia (Celtic y Rangers) y uno de Países Bajos (Ajax), Austria (Salzburgo), Ucrania (Shakhtar Donetsk), Bélgica (Brujas), Israel (Maccabi Haifa), República Checa (Victoria Plzen) y Dinamarca (Copenhague).

El impulso y la preponderancia que ha adquirido Haaland es otro de los alicientes de la competición. Brilló ya en el Borussia Dortmund pero ha explotado en su estreno en la Premier con el City. El azar ha hecho coincidir en el mismo cuarteto, el G, al noruego con su antiguo club aunque el estreno del cuadro de Pep Guardiola en la Champions, el reto que se le resiste desde que salió del Barcelona, será en el estadio Sánchez Pizjuán ante el Sevilla, debilitado por sus bajas y con un arranque de curso bajo sospecha. Haaland fue entonces el verdugo del representante español. Ahora su gran amenaza.

El Dortmund, mientras empezará con la visita del Copenhague que logró su pase desde la fase previa a última hora.

El martes se completará el programa con el debut del París Saint Germain. Un nuevo intento para el conjunto que ahora dirige Christophe Galtier con Kylian Mbappe de nuevo. Tras el sinsabor del pasado curso, eliminado en octavos ante el Real Madrid, afronta otra acometida que arranca con la visita del Juventus, otro clásico, en el Parque de los Príncipes. En ese grujpo, el H, el Benfica recibe al Maccabi Haifa.

Además, el Milan, campeón de la Serie A, empieza su aventura continental en Salzburgo, en el cuarteto E, en el que también está el Chelsea, uno de los que más agitó el mercado, que juega en Croacia, frente el Dinamo Zagreb.

El miércoles sobresale con la visita del Bayern Múnich al Inter en el llamado grupo de la muerte que completan el Barcelona y el Viktoria Plzen. El campeón germano es un aspirante habitual al título y, de momento, no parece acusar en la Bundesliga la fuga de Lewandowski, con el que se reencontrará, en frente, en próximas fechas.

El conjunto azulgrana, reformado y reforzado en todas sus líneas, pretende hacerse notar y recuperar su peso en la máxima competición europea. Irrumpe ante el Plzen, el representante checo, el más flojo del cuarteto, en el Camp Nou.

El Atlético Madrid afronta un nuevo intento continental con un potencial similar al del pasado año. Parte como favorito respecto al Brujas, al Bayer Leverkusen y el Oporto, con el que comienza en la competición, en el Metropolitano. El equipo belga, por su parte, ejercerá de local en el choque contra el Leverkusen.

El Liverpool echa a andar en el estadio Diego Armando Maradona en la vuelta del Nápoles a la Liga de Campeones. Es en el Grupo A que completa el duelo entre el Ajax y el Rangers en Amsterdam.

La primera fecha se cierra con el Grupo D. El campeón de la Liga Europa, el Eintracht Fráncfort, recibe al Sporting portugués mientras el Tottenham de Antonio Conte juega en Londres frente el Marsella.