Un contragolpe chileno, terminó en todo un show y con el empate a un gol ante la selección de Argentina.

Eduardo Vargas encabezó la jugada de la igualada. El delantero lanzó un remate sin mucha potencia. Sin embargo, el balón es rechazado, quedándole a Arturo Vidal, quien se perfilaba para disparar cuando Nicolás Tagliafico se atravesó en su camino.

Un contragolpe chileno, terminó en todo un show y con el empate a un gol ante la selección de Argentina.

Eduardo Vargas encabezó la jugada de la igualada. El delantero lanzó un remate sin mucha potencia. Sin embargo, el balón es rechazado, quedándole a Arturo Vidal, quien se perfilaba para disparar cuando Nicolás Tagliafico se atravesó en su camino.ADVERTISING

El árbitro Wilmar Roldán detiene el encuentro para ir a revisar la jugada en el VAR, ante la reclamación de los argentinos y la presión de los chilenos.

Después de algunos instantes, el silbante señala la falta y la sanciona con penalti en contra de la albiceleste.

Arturo Vidal toma el balón, pero el arquero Martínez lo detiene, aunque la pelota le quedó a modo a Eduardo Vargas para que, con la cabeza, la mandara a las redes al minuto 57 en su primer juego de la Copa América 2020.