Con 30 juegos restantes en la temporada, los Dodgers tienen a varios refuerzos en camino desde la lista de lesionados.

Luego de que Clayton Kershaw y Tony Gonsolin lanzaran en un juego simulado el lunes en el Dodger Stadium, el manager Dave Roberts dijo que había sido un buen día para el equipo.

“Tony lanzó dos entradas y lució bien de verdad. Estaba emocionado”, señaló Roberts. “Ya veremos cómo responde. Una pasantía de tres innings por una de nuestras filiales está en su futuro cercano”.

Gonsolin ingresó a la lista de lesionados por una inflamación en el hombro derecho el 31 de julio, en apenas su segundo mes de campaña tras perderse los primeros dos por el mismo problema.

Pero el derecho lució bien al ingresar a la rotación en junio. Gonsolin tiene nueve aperturas en el año, en las que tiene efectividad de 2.78 en 35.2 entradas.

La otra buena noticia es que se está acercando el regreso de Kershaw. El zurdo lanzó por última vez el 3 de julio en Washington, cuando permitió tres carreras en cuatro entradas con tres ponches.

“En cuanto a Clayton, estuvo muy bien. Estoy optimista y emocionado. Él también lo está”, expresó Roberts. “Fue un inning, pero fue suficiente. Tiró una recta, un slider y un cambio y quedamos emocionados. Lo más importante, en cuanto al corto plazo, será ver cómo reaccione. Presumiendo que se sienta bien y se recupere, podremos acelerar el proceso. Pero en general, fue un buen día”.

Kershaw es elegible para regresar de la lista de lesionados el domingo, pero antes de eso deberá superar un par de pruebas más en su lista de rehabilitación. Roberts dijo que Kershaw, dependiendo a su reacción, realizará otra sesión del bullpen y otro juego simulado.