El brasileño Carlos Henrique Casemiro desveló las razones por las que decidió dejar el Real Madrid, tras sentir que su “ciclo había terminado” con la conquista de su quinta Liga de Campeones en París, y mostró su ilusión por iniciar “un nuevo reto” en el Manchester United.

“Cuando se toma una decisión tan importante de tu vida siempre es difícil, pero después de terminar la final de Champions, hablé con mi representante porque tenía la sensación de que estaba terminando mi ciclo aquí. Soy honesto conmigo, con los madridistas y con mi presidente”, explicó en rueda de prensa ya con menos emoción y con un mensaje más calmado que en su despedida.

“Me dijeron que me fuera de vacaciones con la cabeza tranquila y al mes tenía la misma sensación. Lo he dado todo por este club y me voy con el deber cumplido. Si tenía una misión esta hecha. Busco nuevos retos, probar una liga y una cultura diferente donde no he ganado nada”, añadió.

El centrocampista brasileño desveló el proceso, asegurando que informó al Real Madrid antes del verano de sus intenciones y, especialmente, al presidente Florentino Pérez con quien guarda una gran relación.

“La primera conversación fue el día siguiente a la final de Champions. Les dije que mi ciclo estaba terminado en el club. Es una decisión muy importante, llevo nueve años en Madrid, he sido padre aquí y es un cambio para mi familia que ha estado unida en mi decisión. Fue difícil hablar con el presidente, sé el cariño que tiene por mí y lo llevaré para toda mi vida. La honestidad es uno de los grandes valores, tengo que ser honesto y es la clave desde que empezamos a hablar”, afirmó.

El deseo de Casemiro siempre ha sido jugar en la Premier League. “Es una competición que me encanta y en la que deseaba jugar. De vacaciones seguía pensando igual y soy la persona más honesta del mundo conmigo mismo. Me voy con la sensación del deber cumplido”.

Y dejó claro que el aspecto económico, con una ficha que prácticamente dobla la que tenía en el Real Madrid, no ha sido un factor que haya impulsado su adiós. “Quien piensa eso, no me conoce. Si fuera por dinero me habría ido hace cinco años y no, el club siempre se ha portado muy bien conmigo. Es una decisión mía”.