Después de noquearlo, pues está seguro de que así lo hará, Saúl “Canelo” Álvarez no promete darle la mano a Gennady Golovkin, pues está muy molesto porque el kazajo ha hablado de más. “No sé, no se sabe con él”, dijo Canelo al canal Little Giant Boxing. “Es una persona que te da la mano y después empieza hablar pendejadas, por eso es que estoy de esta manera”.

Previo a la primera conferencia, el viernes en Los Ángeles, se notó muy molesto al Canelo, quien dijo que Golovkin habló mucho de él tras la segunda pelea. Esa situación tiene enojado al campeón indiscutido supermediano, quien no sabe si al término de la trilogía lo saludará deportivamente, algo que sí hizo en tras su segundo pleito. “No lo sé”, reiteró el Canelo. “Por mi cuenta la última pelea que tuvimos lo hice bien, con gusto, pero después empezó a hablar chingaderas de mí, entonces no lo sé”.

Luego de su última derrota, el pasado 7 de mayo ante Dmitry Bivol, lo único que piensa Canelo es regresar más fuerte y terminar por la vía rápida con Golovkin.