Canelo Álvarez reitera últimamente que quiere “hacer historia” dentro del mundo del boxeo, y en los últimos meses se ha fijado un objetivo que le permita ampliar su ya amplio legado: quiere ser campeón indiscutido del supermedio. Para llevar a cabo estos planes, debe empezar por rendir cuentas ante Avni Yildirim (21-2 12 KOs), su retador obligatorio, el sábado 27, antes de acometer una nueva unificación.

La estrella mexicana está en un momento extraordinario de su carrera tras haber librado ya importantes batallas a sus 30 años (empezó con 15 su carrera profesional), pero Álvarez destaca un combate como el más importante de su carrera. De hecho, el de Guadalajara no duda ni un instante en la respuesta que dio en TUDN.

“Sin duda, la más importante fue cuando peleé contra Miguel Cotto”, dijo Canelo. “Cuando gané a Cotto… eso fue lo más importante”, aseguró. Dicha pelea tuvo lugar en noviembre de 2015, que le valió el título mundial de peso medio, es su triunfo más destacado según él mismo. El mexicano tenía entonces 25 años.

Definitivamente se vio que Canelo había superado ya la derrota contra Floyd Mayweather, combate del que ha dicho que aprendió mucho. Álvarez venció al púgil puertorriqueño ampliamente en las tarjetas: 119-109, 118-110 y 117-111.