Cuando se habla de ‘Big Three’ en la temporada 2020-21, la mente rápidamente se marcha a Brooklyn (Durant, Harden e Irving), se posa en los Clippers (Leonard, George e Ibaka) e incluso se acerca a sus vecinos Lakers (James, Davis y cualquier otro). Pero no, el verdadero ‘Big Three’ estaba en Milwaukee.

El quinto partido de las Finales, el del robo de Holiday y el mate de Antetokounmpo, el de la remontada de los Bucks, ha dejado un dato demoledor sobre el valor del trío de estrellas que tienen los de Wisconsin.

Entre Giannis Antetokounmpo, Khris Middleton y Jrue Holilday anotaron o produjeron (a través de asistencias), 115 de los 123 puntos de su equipo, es decir, un 93% de los puntos de los Bucks en el quinto choque llegaron de sus manos.

El dato revela la importancia de estos tres jugadores que, si producen a la vez, convierten a los Bucks en el equipo más difícil de derrotar de la actualidad. Desde que el trío rinde en estas Finales, los Suns han visto cómo su ventaja de 2-0 en los dos primeros partidos en Arizona se ha esfumado. Y el sexto será en Milwaukee.