Nada detiene a la mejor versión de los Milwaukee Bucks en lo que va de temporada y con el alero Khris Middleton, el base Jrue Holiday y el ala-pívot griego Giannis Antetokounmpo se exhibieron de visitantes ante los Miami Heat a los que ganaron por paliza de 84-113 en el tercer partido de la eliminatoria de primera ronda de playoffs de la Conferencia Este.

Los tres estuvieron imparables en todas las facetas del juego y los Bucks se pusieron con marca de 3-0 en la serie que disputan al mejor de siete y están a uno más de barrida y pase a las semifinales ante unos campeones defensores de la Conferencia Este cargados de mediocridad y falta de liderazgo en la cancha.

Middleton fue el líder encestador con 22 puntos, Holiday dirigió el ataque con un doble-doble de 19 tantos y 12 asistencias y Antetokounmpo impuso su poder dentro de la pintura con otro doble-doble de 17 anotaciones y 17 rebotes.

Los Bucks ganaron el segundo partido por 34 puntos e hicieron lo propio en el tercero, sin importar que jugaban de visitantes, lo que les permitió tener hasta 32 tantos de ventaja.

Junto a los “Big Three” de los Bucks, el pívot estadounidense cubano Brook Lopez anotó 13 puntos, mientras que escolta-alero Bryn Forbes y el ala-pívot Bobby Portis tuvieron 11 cada uno con el equipo de Milwaukee tras salir del banquillo.

El alero Jimmy Butler logró 19 puntos, ocho rebotes y seis asistencias como líder de los Heat, una producción demasiado baja e intranscendente frente a un rival muy superior en todas las facetas del juego.

Además el pívot Bam Adebayo, el multimillonario del equipo, sigue sin compensar el salario que recibe y sus 17 puntos con ocho rebotes y cuatro asistencias tampoco pudieron cambiar la historia del partido.

Otro hombre alto, el ala-pívot serbio Nemanja Bjelica, poco utilizado por Miami esta temporada, acabó con 14 puntos, sin que tampoco pudiese hacer la diferencia a favor de los Heat.

Milwaukee superó a Miami en rebotes 56-41, mantuvo al Heat en un 38% de tiros y se convirtió en el primer equipo en superar a Miami por al menos 29 puntos dos veces en la misma serie de playoffs.

Y eso es después de que los Bucks vencieran a Miami por 47, en Miami, en diciembre.

La mayor asistencia registrada esta temporada en el American Airlines Arena de Miami, unos 17.000 aficionados de los 19.600 que tiene el aforo completo del campo, no pudieron disfrutar de una remontada de los Heat.

Por el contrario, en el juego más importante de la temporada, vieron una de las peores versiones de los Heat, subcampeones de liga en el 2020.

Sin inspiración encestadora y sin defensa, los Heat tuvieron el peor desempeño en un partido en su campo desde el 14 de noviembre del 2018.

Mientras que los Bucks, con un parcial de 36-49 al descanso, igualaron la menor cantidad de puntos permitidos en una primera mitad en más de tres años.

Y en el tercero, cada vez que Miami parecía que podía acercarse, Milwaukee respondía con los tantos decisivos.

La última vez que Milwaukee permitió menos de 36 puntos en la primera mitad fue el 22 de abril de 2018, cuando cedió 35 en un partido de playoffs contra Boston Celtics. Los Bucks cedieron 36 en Indiana el 16 de noviembre de 2019 ante los Pacers.

Los Bucks después de haber permitido a los Heat que fuesen líderes en los primeros 22 minutos del partido inaugural de la serie, desde entonces, el equipo de Milwaukee, de los 96 minutos posibles en el segundo y tercero, ha estado al frente del marcador 93 minutos y 49 segundos, empatados 1:54 minutos y los Heat apenas 17 segundos a la cabeza del marcador.

Esta es la primera desventaja de 0-3 en una serie de Miami desde un enfrentamiento de primera ronda contra Celtcis en el 2010.

Los Heat perdieron esa serie en cinco partidos y no han sido barridos desde la primera ronda de 2007 contra Chicago Bulls.

Milwaukee está arriba 3-0 por primera vez desde que arrasó con los Detroit Pistons, en la primera ronda de los playoffs de 2019.

La última victoria de Miami en postemporada en su casa fue el 13 de mayo de 2016.

De los jugadores actuales de los Heat, solo el base esloveno Goran Dragic y el ala-pívot Udonis Haslem permanecen de ese equipo.