Bucks buscan terminar en su casa

by Jul 20, 2021

Los Milwaukee Bucks acarician el título, y con un 3-2 en el balance de las Finales de la NBA 2021se plantan en su feudo y ante su público con la oportunidad de cazar su primer anillo en medio siglo, un hito que intentarán evitar a toda costa los Phoenix Suns.

El equipo de Arizona se encuentra por primera vez en estos playoffs, los primeros que disputan en una década, entre la espada y la pared. En toda la postemporada no se habían visto ante un encuentro de consecuencias absolutas: si pierden dirán adiós a la temporada, y si ganan tendrán la oportunidad de sus vidas en el séptimo partido.

Los precedentes, si sirven de algo, no dan demasiadas posibilidades a los Suns en cuanto a opciones de alzarse con el título. Con el formato 2-2-1-1-1, los equipos que han caído 3-2 en las Finales han perdido en 22 ocasiones el anillo. Tan solo cuatro han logrado batir las probabilidades: los Cavs de 2016, los Bullets de 1978 y los Celtics de 1969 y 1962.

El favoritismo recae en Milwaukee, un equipo que ha acumulado muchas más experiencias de playoffs y decepciones sonadas, como la derrota ante los Toronto Raptors en las Finales de Conferencia Este de 2019 y el rapapolvo ante los Miami Heat en las Semifinales de la burbuja Disney el año pasado.

El equipo de Mike Budenholzer lleva años trabajando con el mismo núcleo duro para alcanzar este momento, y el propio Giannis Antetokounmpo ha reconocido que ha soñado muchas veces con este partido.

El sexto partido, que se disputa esta madrugada de martes a miércoles, puede poner el colofón a la temporada de la pandemia, que ha revivido toda la emoción de la competición estadounidense con el retorno del público a los pabellones durante estos playoffs.

Habrá lleno completo, y en el famoso ‘Deer district’ de Milwaukee, en las afueras del Fiserv Forum, se juntarán más de 60.000 almas según la previsión de las autoridades con ganas de celebrar un título que será histórico pase lo que pase.

Si los Suns logran la machada a domicilio, serán los ruidosos aficionados de Arizona los que presenciarán la batalla final por el título, un desenlace que prefieren acelerar los Bucks, que buscarán cometer menos errores de inicio y evitar tener que remontar para ganar.