(AP) — Ganar la Liga Premier de Inglaterra luce más improbable para Chelsea conforme pasan las semanas.

Y después de un empate 1-1 en Brighton el martes, los campeones de Europa tendrían que concentrarse más bien en no perder su boleto para la próxima edición de la Liga de Campeones.

La racha sin victorias en la liga para el Chelsea alcanzó los cuatro partidos después del poderoso cabezazo del defensa del Brighton Adam Webster en un tiro de esquina a los 60 minutos, para igualar el marcador, abierto por Hakim Ziyech a los 29.

Brighton también vino de atrás para igualar 1-1 frente al Chelsea en Stamford Bridge hace tres semanas.

Chelsea se mantiene en la tercera posición, a 12 puntos del líder Manchester City y con un partido de más. Dado el buen momento que atraviesa el City, con 12 triunfos seguidos — el más reciente en contra del Chelsea el sábado—, los campeones parecen marchar inexorablemente a la revalidación del título.

Y la esperanza crecería para los equipos detrás del Chelsea. El Arsenal, quinto en la tabla a nueve puntos de su rival londinense, es un ejemplo, con tres partidos menos. Otro equipo de Londres, el Tottenham, es sexto a 11 puntos del Chelsea, pero ha disputado cinco partidos menos.

Chelsea ha jugado cada tres o cuatro días desde mediados de noviembre, cuando se hizo una pausa en el fútbol inglés por la Fecha FIFA. Ello da un total de 18 partidos en dos meses, y el técnico Thomas Tuchel reconoció que sus jugadores “lucen cansados”.

“En este momento, es difícil ser demasiado severo con nuestros jugadores”, comentó el estratega alemán. “Necesitamos unos días de descanso. No hay otra solución”.

Otro partido viene este fin de semana, y se trata de uno importante, frente a Tottenham en Stamford Bridge.

El duelo anterior entre Chelsea y Brighton se jugó apenas, tras aplazarse. Y tal como ocurrió en aquel compromiso, Brighton, ubicado en el noveno sitio, causó problemas a los Blues con sus buenos pases en el medio campo.

No obstante, Brighton volvió a carecer de definición en el último cuarto de cancha, con Danny Welbeck como su único delantero.

“En realidad, no veo que haya muchos equipos que puedan controlar al Brighton durante 90 minutos”, dijo Tuchel.

El gol de Ziyech llegó en el primer tiro a gol del equipo londinense. El arquero Robert Sánchez se mostró lento en su reacción tras el disparo rasante del extremo desde fuera del área, y el balón entró pegado a un poste, tal vez desviado ligeramente por una rodilla de Alexis Mac Allister.

La igualdad llegó cuando Webster quedó desmarcado para cabecear en un corner que ejecutó Mac Allister desde la izquierda.