Uno de los sueños de Boca tiene nombre propio: Edinson Cavani. El Xeneize ya le hizo saber al delantero que lo quiere tener en sus filas, le acercó una propuesta y le contó cuánto podría pagarle. Pero, como ocurre en cada negociación, todo depende de la voluntad del futbolista.

En cuatro días, es decir el lunes 8 de agosto, cierra el mercado de pases en la Argentina, por eso necesitan una respuesta. No apuran, dejan que el atacante procese la situación, pero entienden que el margen es cada vez más chico y el tiempo se agota.

Desde Uruguay afirman que el futbolista de 35, que viene de defender la camiseta del Manchester United, analiza seriamente la chance de mudarse a la Argentina para defender la casaca Azul y Oro. La oferta del Villarreal se va enfriando, la chance de ir a Alemania tampoco convence y la cercanía con su país natal podría ser un factor determinante.

La ficha por parte de Juan Román Riquelme ya está jugada. Ahora, la pelota está en los pies del Matador, quien alguna vez contó públicamente que le gustaría cumplir el sueño de colgarse del alambrado de la Bombonera para festejar un gol. ¿Llegó el momento?