El corredor del equipo Ineos Grenadiers Egan Bernal achacó al viento que esta etapa de la Vuelta fuera tan rápida: “En los últimos kilómetros entraba viento de costado y no era lo suficiente fuerte como para romper el grupo pero igualmente había tensión, había que estar ahí delante, así que yo creo que por eso se fue bastante rápido… Luego ya en el final era viento a favor así que ya fue muy rápida”.

Preguntado sobre si es el líder único del equipo después de que Yates y Carapaz hayan perdido tiempo, el nacido en Bogotá lo niega rotundamente: “Para nada. Creo que el tiempo que han perdido tampoco es que sea muchísimo, ¿no? Está claro que es algo de tiempo perdido, pero es la Vuelta a España, estamos a final de temporada y cualquier cosa puede pasar”.

También se ha mostrado “muy contento” cuando se enteró de la victoria de Fabio Jakobsen: “Iba esprintando a tope para no cortarme y escuché que había ganado él. Es un ejemplo de no rendirse y chapó por él”.