Los beneficios para la salud de hacer ejercicio físico son muchas, y en función del tipo de deporte o rutina que elijamos, puede tener un impacto en unas zonas y otras de nuestro cuerpo. Y para poder practicar cualquier tipo de actividad física, hay una parte de nuestro organismo que tiene que funcionar como motor, y esa es el sistema cardiovascular. Entonces, la pregunta que surge es: ¿cuál es el mejor ejercicio físico para cuidar nuestro corazón?

La respuesta nos la aporta el doctor Luis Serratosa, jefe del Servicio de Medicina Deportiva del Hospital Universitario Quirónsalud Madrid, que en un artículo explica que “la práctica de ejercicio físico de forma regular, sobre todo en especialidades en las que predomina el componente aeróbico o de resistencia, como la carrera, produce una serie de adaptaciones beneficiosas en todo el sistema cardiovascular”.

Entre estos beneficios, este experto menciona el enlentecimiento de la frecuencia cardíaca, un aumento de tamaño en las cavidades cardíacas, un ligero engrosamiento de las paredes del corazón, la mejora de la función cardíaca, así como la vascularización, tanto del músculo cardíaco como del esquelético en activo.

Según el doctor, es por eso también que correr contribuye a disminuir el riesgo de enfermedad cardiovascular, y en especial, la cardiopatía isquémica.

Asimismo, correr nos ayuda a reducir el riesgo de sufrir arteriosclerosis, y también contribuye a reducir los niveles de grasa en la sangre, mientras hace aumentar el colesterol “bueno”. En definitiva, correr aleja la obesidad, la hipertensión, la diabetes y otras amenazas para nuestra salud.

Estas adaptaciones tienen también una clara repercusión en la mejora de la capacidad física, no sólo para el rendimiento deportivo, sino también para las actividades de la vida diaria. Expertos en actividad física aseguran que correr es la mejor forma de mejorar la resistencia, que es la base del rendimiento atlético.

¿Cuánto tiempo hay que hacer ejercicio?

Según la recomendación de la Organización Mundial de la Salud (OMS), lo ideal es practicar como mínimo 150 minutos semanales de actividad física aeróbica de intensidad moderada, o 75 minutos de actividad intensa.

¿Correr conlleva riesgos?

Estudios recientes han estudiado los eventuales efectos perjudiciales a largo plazo que el ejercicio físico puede tener en el corazón. La conclusión ha sido que puede darse una mayor incidencia de fibrilación auricular en deportistas que han realizado deporte de resistencia a elevada intensidad durante muchos años. 

Pero en líneas generales, las investigaciones vienen a confirmar que hacer ejercicio es bueno para nuestra salud cardíaca.

Sin embargo, antes de empezar a hacer cualquier tipo de deporte es importante hacerse una revisión médica, especialmente si queremos hacer deporte de forma habitual e intensa, y si tenemos antecedentes de problemas cardíacos en la família. Una exploración física descartará que tengamos soplos anormales u otras enfermedades del corazón.