Atlético ganó a Inter por penales y sigue en carrera en la Champions

by Mar 14, 2024

Atlético de Madrid es puro corazón. Perdía la serie 1-0 y perdía el partido, por el mismo marcador. Empató y lo dio vuelta. Y luego, en la definición por penales, se impuso por 3-2 sobre Inter y pasó a los cuartos de final de la Champions League. Federico Dimarco adelantó a Inter, Antoine Griezmann empató y Memphis Depay hizo el 2-1 a cinco minutos del final, igualó la eliminatoria 2-2 y envió el partido a la prórroga y a los penales, donde los fallos de Lautaro Martínez, Alexis Sánchez y Davy Klaasen dieron el pase al Atlético.

Lautaro Martínez, un símbolo de la frustración

Diego Pablo Simeone se jugaba mucho. Tal vez, buena parte de la temporada. El entrenador de Atlético de Madrid afirmó horas antes que confiaba “muchísimo” en sus jugadores, por lo que se mostró convencido de que iban a jugar “un gran partido” ante Inter, de Milán, en busca de los cuartos de final de la Champions League. Y así fue. En Italia, fue solo 1 a 0: la diferencia debió ser mayor para el elenco de Milán. El desquite se jugó a todo o nada. Fue un gran espectáculo.

“Es un partido cuyo resultado es definitorio y definitivo. Jugamos contra un equipo que, en este momento, está entre los mejores equipos de Europa, pero nosotros tenemos también un buen equipo. Confío muchísimo en mis jugadores y jugaremos un gran partido”, comentó el argentino, en la antesala de un choque apasionante, con el Aleti al ataque, mientras que Inter busca el contraataque. Dumfries, en una corrida veloz, choca contra Jan Oblak, el arquero de Atlético.

El estadio Metropolitano fue una caldera. Simeone tenía claro que la gente “vive del día a día” y que, tras la derrota (2-0) ante el Cádiz en la última jornada de Liga, las palabras “no sirven”, y que “solo sirven los hechos”. “Tengo las ideas muy claras. Hasta la derrota ante el Athletic en casa, de local hicimos una temporada muy buena, llegando a la semifinal de la Copa del Rey, compitiendo muy bien en la Liga, estando en octavos de final en Champions”, añadió.

De todos modos, eliminado con un 0-3 en la Copa del Rey y cuarto en el campeonato, con 55 puntos, a 14 de Real Madrid, la Champions resultaba una obligación moral. Se arriesgó con Nahuel Molina y Rodrigo De Paul, como titulares frente al enorme conjunto italiano, liderado por Lautaro, líder de la Serie A, con 75 unidades, con 16 de ventaja sobre Milan, el clásico de toda su vida.