El centrocampista chileno Arturo Vidal afirmó este lunes, durante su presentación oficial como nuevo jugador del Flamengo, que siempre soñó con vestir la casaca del club brasileño, al que llega para “ganar títulos”.

“Estoy muy feliz, era mi sueño y falta todavía un poquito más para ser el hombre más feliz, que es entrar a la cancha con la camiseta (número 32) del Flamengo. Ese será mi momento más feliz”, señaló el futbolista de 35 años durante su presentación en la sede deportiva del club.

“Vengo a ganar títulos; si no, me hubiese quedado en Chile para disfrutar de mis vacaciones”, aseveró Vidal en respuesta a una declaración del exinternacional brasileño Cicinho, quien dijo esta semana que el chileno había llegado a Brasil en el final de su carrera, más para “divertirse” que para entregarse en la cancha.

El jugador de la selección chilena se ha convertido, hasta el momento, en la principal contratación de la Liga brasileña para el segundo semestre y con el conjunto de Río de Janeiro espera también poder ganar el título de la Copa Libertadores, una conquista que Vidal todavía no cuenta en su carrera.

“Mi primer sueño es ayudarle al equipo a ganar la Libertadores. El Flamengo tiene que ganar todo. He ganado muchas cosas, pero la Libertadores es una de las cosas que un futbolista en Sudamérica sueña con tener”, manifestó.

El “amor” por el Flamengo, expresó Vidal, surgió de los relatos de algunos brasileños con los que jugó en Europa y le contaban del arraigo que el club carioca tiene en todo Brasil.

“Estoy erizado. Siempre quise jugar con el Flamengo y hablaba de eso con Renato Augusto, cuando estaba en el Bayer Leverkusen, y con Rafinha, con el que estuve tres años en el Bayern Múnich”, comentó.

El exjugador del Barcelona y de los italianos Juventus de Turín e Inter de Milán indicó que no tiene preferencia en alguna de las posiciones del mediocampo del Flamengo en la que el técnico Dorival Júnior pretenda utilizarlo.