Boris Becker ha querido salir de nuevo en defensa de Novak Djokovic después de las críticas hacia el serbio tras caer en la final del US Open ante Daniil Medvedev y quedarse a las puertas de romper el empate a 20 Grand Slam que tiene con Roger Federer y Rafa Nadal

En declaraciones al podcast de Eurosport Alemania “Das Gelbe von Ball” Becker aplaudió la actuación de Djokovic en el torneo pese a no lograr el título. “Conozco a Novak como persona y como profesional y sólo puedo decir: ‘Enhorabuena’. Es un gran chico y un gran competidor que a veces tiene algún pronto sobre la pista, pero ¿quién no?”

Becker se mostró molesto con las frecuentes comparativas entre Djokovic, Federer y Nadal, en las que el serbio siempre aparece como el malo de la película. “El público y los medios deben acostumbrarse a que hay tres tenistas, y no dos, que son grandes como personas y como jugadores. No es aceptable que Novak Djokovic sea siempre el malo y Roger Federer y Rafa Nadal sean siempre los buenos. Eso es injusto. Y espero que lo vivido en el US Open, la final, el discurso y la reacción del público hagan que se vea a Djokovic desde otro punto de vista”.

Becker quiso poner también como ejemplo el respeto que Djokovic tiene por otros jugadores y la defensa que hace de ellos cuando son criticados. “Defendió en público a Tsitsipas tras la semifinal con Medvedev y apoya mucho a otros jugadores. Esto es algo de lo que no se suele hablar y que apenas se valora. Es muy comprensivo. Espero por él y por su familia que se le trate de forma más justa a partir de ahora”.

A la leyenda alemana también le preguntaron por las lágrimas de Djokovic antes de caer con Medvedev en la final. “Nunca había visto llorar a Djokovic en una pista de tenis. Debe haber sobrepasado su límite emocional, con todas las expectativas y todas las preguntas sobre el Grand Slam 21. Eso se apoderó de él. Su discurso tras la final fue impecable, y eso que coincidió con el día en el que pudo completar el Grand Slam el mismo año. Fue algo increíble. Hizo que se pasara por alto que el ganador fue Daniil Medvedev y no Novak Djokovic”.